La demanda por raciones para el engorde de peces viene creciendo a una tasa mayor en Brasil, en comparación con otros animales, como aves y cerdos. Los datos son del Sindicato Nacional da Indústria de Alimentação Animal (Sindirações) e informan de un crecimiento de 17% del 2008 al 2009.

La producción total paso de 324 mil toneladas a 380 mil toneladas por año del producto. El aumento confirma la proyección del Ministerio de Pesca y Acuicultura que apunta a una alta producción brasileña. En el 2010, el segmento creció 10,3%, pasando de 415,6 mil toneladas por año para el 2009, a 457,8 mil toneladas en el año 2010.

El mercado apuesta a una exoneración tributaría para el impulsar el desarrollo de toda la cadena productiva acuícola brasileña.