WASHINGTON.- La US International Trade Commission (ITC) voto 5 a 1 el martes para extender los impuestos anti-dumping sobre el camarón importado por otros cinco años más después que la industria doméstica solicitó que continúen las tarifas sobre el camarón de Brasil, China, India, Tailandia y Vietnam.

La industria luchó por los impuestos desde inicios de la década debido a que la inundación de las importaciones redujo el mercado de la industria de camarón silvestre al 10%. Después del derrame petrolero en el Golfo de México en año pasado, la participación en el mercado cayó a solo un dígito.

La Southern Shrimp Alliance (SSA), que representa a la industria en Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia, Florida, Alabama, Mississippi, Louisiana y Texas, dio la bienvenida a la decisión. “Nuestra industria ha realizado un gran esfuerzo para asegurar que se mantenga competitiva” dijo el director ejecutivo de la SSA, John Williams.

“Pienso que esto es grandioso” dijo el procesador camaronero Jonathan McLendon, controlador de Biloxi Freezing and Processing. “Esto es grande para la industria. Esto es grande para América. Esto es grande para los empleos”.

Los senadores Thad Cochran y Roger Wicker y el representante Steven Palazzo respaldaron la decisión de la agencia.

“La ITC reconoció que el impuesto antidumping es necesario para dar a la industria camaronera en el Golfo de México la oportunidad de competir, sobrevivir y prosperar” dijo Cochran, quien testificó ante el ITC en apoyo a los productores domésticos.

Los impuestos, que varían por país de origen, van desde 0 a 112%.