Por: Alejandro Arley Vargas
(Al Día). Camarones y pescado que se importan de Panamá ilegalmente mantienen en alerta al Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA) y a la Policía de Control Fiscal.

 

Ambas instituciones confirmaron ayer a Al Día que conocen la denuncia que hizo sobre el tema la Cámara Puntarenense de Pescadores.

Junto con los camarones tipo pluk, blanco y titi, al país estaría entrando pescado. “Es un peligro para la salud, porque estos son productos de tercera categoría que evaden los controles de salud”, afirmó Juan Matamoros, vicepresidente de la Cámara.

Según Matamoros, el problema también se da con tráfico proveniente de Nicaragua.

Juan Soto, director de la Policía Fiscal, aseguró que a la fecha solamente se reporta un decomiso pequeño a inicios de abril.
“Sabíamos del asunto y estamos revisando en la Zona Sur. La particularidad es que el pescado viene sin limpiar”, expresó Soto.

Óscar Johanning, director a.i. del SENASA, explicó que se reúnen frecuentemente con los camaroneros para analizar el tema de cargamentos ilegales.

“Valoramos solicitar información a las autoridades de Nicaragua y Panamá. En todos los puntos de ingreso de productos al país, tenemos gente”, dijo.

Matamoros afirmó que las pérdidas económicas para los pescadores ticos son cuantiosas. “Los productos ilegales se venden a precios muy bajos y eso nos obliga a nosotros a ponerlos muy baratos”, concluyó.

Fuente: http://www.aldia.co.cr