Arturo Cruz Barcenas
Sinaloa (La Jornada). México está inmerso en la "guerra alimentaria, en pos de los mercados internacionales, contra China, un fuerte introductor de alimentos de dudosa calidad", expresó Juan Antonio Pérez, director de Integración de Cadenas Productivas de la Comisión Nacional de Pesca (Conapesca), en entrevista con La Jornada en esta calurosa región, en un recorrido por la Presa Adolfo López Mateos, en Badiraguato, donde se cultiva el pez tilapia.

 

Al llegar, los trabajadores arrojan alimento a las tilapias, las cuales saltan para devorar lo que se les ha aventado. Se trata del cultivo en jaulas flotantes; desarrollan la variedad stirling, que es gris oscura y de la cual se saca de 400 a 700 gramos, dependiendo del "destino". Si es para filete, será de 700 u 800 gramos; para plato, 400. "Aquí se ha buscado la reconversión productiva desde hace dos años, con recursos de diversas instancias."

Crecen en agua del mar. "Los trabajadores pueden sacar producto durante todo el año para venderlo a restauranteros o a comerciantes de La Viga o de la Central de Abasto del Distrito Federal", agregó. La tilapia se cultiva en Querétaro, estado de México, Hidalgo, Tlaxcala, Campeche, Yucatán... casi en toda la República.

"Es una especie que se adapta a muchas condiciones. Se introdujo al país hace 50 años y su adaptación ha sido sin daños ecológicos, además de que sexualmente es muy precoz, pues se reproduce cuando tiene una talla de siete u ocho centímetros. Se puede comer a los cinco o seis meses, cuando ya tiene 300 gramos, y depende de la temperatura su velocidad de crecimiento", agregó.

Esta tilapia es una con los mejores crecimientos. Existen variedades como la roja, la negra y los híbridos, además de la blanca, pero esta se adapta a condiciones más templadas. "En México producimos unas 70 mil toneladas. Nuestras expectativas son las de producir por medio de cultivo unas 10 mil o 15 mil toneladas.

"Como tiene diversos colores y formas se vende como pargo rojo y hasta huachinango, pero la promovemos como tilapia de granja. Creemos en su calidad y sabor."

Momento estratégico para la acuacultura

Para el especialista, la acuacultura tiene en México un carácter estratégico. "Estamos en el momento preciso, coyuntural, de desarrollo. A escala mundial, la tasa de crecimiento de la acuacultura anda en el orden de 12 a 13 por ciento. En México, de 6 o 7 por ciento anual.

"El gobierno federal ha sido sensible, pero falta mucha más inversión de manera directa. El despegue de la acuacultura fue hace 10 años. Sinaloa, como productor de tilapia, está en el cuarto lugar nacional. Sonora crecerá en breve. La tilapia es muy demandada, tiene muy buenos precios y hay que ubicarla entre las amas de casa.

"Actualmente, los países que exportan a Estados Unidos son Honduras, Costa Rica y Panamá, pero nosotros pretendemos apropiarnos de ese mercado. México ha avanzado mucho en el aspecto sanitario. Hubo enfermedades, pero los comités de sanidad han hecho un buen trabajo. Hace falta generar más especialistas, más gente calificada para que el desarrollo sea ordenado y seguro", agregó.

Las jaulas donde crecen las tilapias forman grandes cuadros en la superficie de la presa. "Los estadunidenses consumen sobre todo tilapias del mercado asiático. Es un pez muy sabroso, suave. Compite con los mejores productos del mar, como el camarón, y su precio es de 20 o 30 pesos. Fileteada, 50 pesos".

Las enfermedades que afectan a otros animales, como la fiebre aviar, podría despegar el consumo de productos del mar. "En México, el consumo es de 12 a 13 kilogramos por año por habitante; es bajo, si se compara con los países asiáticos, donde es de 50 a 60 kilos".

Falta difusión y más centros de distribución, pues sólo existen La Viga, la Central de Abasto y los restaurantes. "Nos afectan las importaciones de peces de países asiáticos. Entran a muy bajo precio, tanto a México como a Estados Unidos, que es nuestro objetivo. Los distribuidores se guían por el precio, no por la calidad. Lo que tenemos que modificar son las fracciones arancelarias, para ser muy selectivos y saber qué es lo que entra al país.

"Hemos solicitado a los diputados que se hagan estas modificaciones a la ley de impuestos. Esto es con la Comisión de Hacienda y de Pesca, para modificar estas leyes. Yo no le tengo miedo al Tratado de Libre Comercio para América del Norte; las restricciones son básicamente sanitarias. Las normas que nos imponen los países europeos son muy exigentes. Inspeccionan todo el proceso del producto, desde que nace."

La presa donde se cultivan las tilapias mide 12 mil hectáreas. "Sinaloa tiene arriba de 64 mil hectáreas de embalses; de ahí la importancia de este apoyo de Conapesca. Aquí tenemos que en dos años se pasó de 30 toneladas al año a 300 en el mismo periodo", agregó. "La tilapia es rica en Omega 3, elemento que contrarresta enfermedades cardiacas".

Fuente: http://www.jornada.unam.mx