Santiago de Compostela (Europa Press). En rueda de prensa, Fernández Antonio reiteró que la actual Administración autonómica tiene "la voluntad de potenciar la acuicultura", pero recordó que mientras no se apruebe el nuevo plan hay que cumplir el vigente.

 

El titular de Economía recordó que la Xunta está elaborando este nuevo plan de acuicultura, que intentará recoger las demandas del sector y "flexibilizar" las condiciones actuales, conscientes de que son "mejorables".

 

Fernández Antonio señaló que todas las empresas que quieran invertir en Galicia son igual de importantes, y destacó que "existen más proyectos" de otras firmas en este sector, además de Pescanova. "Se están instalando y se instalarán plantas de acuicultura en Galicia, lo importante es el incremento de la actividad", razonó el conselleiro.

 

En este sentido, aseguró que Pescanova no recibirá trato de favor y tendrá que cumplir las mismas condiciones que el resto para conseguir el visto bueno de la Xunta en sus iniciativas, aunque precisó que "no le consta" que la compañía que dirige Manuel Fernández de Sousa pidiese condiciones especiales.

 

SUELO SUFICIENTE Y NINGUN OBSTACULO

EL conselleiro de Economía y Hacienda transmitió a Pescanova la "plena disposición" del Ejecutivo autonómico para crear nuevas instalaciones productivas de acuicultura y añadió que "no hay ningún obstáculo para ubicar estas plantas en Galicia, existe suelo suficiente".

 

Fernández Antonio también quiso dejar claro que el marco jurídico de Galicia "es conocido y transparente" y la comunidad está en condiciones de competir en apoyos a empresas "con cualquier región europea", incluido Portugal, donde Pescanova tiene previsto localizar la mayor planta de rodaballo, concretamente en Mira.

 

El conselleiro también informó de que, tras las críticas realizadas por Manuel Fernández de Sousa a la Xunta, hoy no ha tenido contacto con él, pero que mantiene "una relación cotidiana" con todas las empresas gallegas.