MOSCÚ (Prensa Latina).- Las autoridades sanitarias rusas anunciaron hoy la prohibición de las importaciones desde 242 empresas pesqueras niponas, luego de conocerse del escape de radiactividad a aguas del Mar de Japón.

De acuerdo con la entidad rusa encargada de la seguridad epidemiológica en la referida esfera Roseljosnadzor, la limitación atañe a pescados y productos marinos.

La medida se aplica después de analizarse las amenazas y riesgos surgidos como consecuencia de la avería ocurrida en la central nuclear de Fukushima-1, luego de un terremoto de nueve grados en la escala de Richter, registrado el pasado 11 de marzo, y un posterior tsunami.

El pasado año, el país asiático suministró a Rusia 57 mil toneladas de pescados y productos marinos.

La víspera, el presidente ruso, Dmitri Medvedev, insistió en conocer en una reunión con la dirección del distrito del Lejano Oriente, si realmente no existía peligro alguno de radicación para esa zona rusa.

Pero las autoridades del mencionado distrito, el cual incluye a por lo menos seis sujetos de la Federación Rusa, indicaron que las mediciones señalan un nivel de 15 rengens por hora, cuando el límite normal es de 30 rengens.

Medvedev subrayó la necesidad de mantener plena transparencia sobre la situación radiactiva en la zona. La televisión de esas regiones trasmite en tiempo real un cintillo en sus noticieros con el resultado de las mediciones de radiactividad de los dosímetros.