Por: Carmen Chimbor Mejía y Milthon B. Lujan Monja
Los emprendimiento acuícolas se están incrementado de forma sostenida por la cada vez existe una mayor demanda por productos de origen acuático. Muchos de estos emprendimientos se sustentan en las capacidades (técnicas y administrativas) de los dueños, olvidándose que, como cualquier otra empresa, una explotación acuícola también necesita del uso de herramientas administrativas para mejorar su performance. La acuicultura es un negocio de gestión intensiva.

Los acuicultores deben llevar registros de todos sus insumos, con la finalidad de poder calcular los gastos de producción, ingresos y la rentabilidad de la explotación acuícola, y conocer los cambios que se dan en su entorno; esto les ayudará a establecer estrategias para aumentar la productividad. La gestión eficiente de una granja acuícola puede hacer la diferencia entre las ganancias y pérdidas particularmente en años con precios y costos desfavorables (Engle, 2010).

1. Gestionando una empresa acuícola: una mirada hacia adentro
El acuicultor debe estar en la capacidad de identificar las fortalezas y debilidades que tiene su emprendimiento; con la finalidad de establecer adecuadas estrategias de gestión.

Al inicio de cualquier emprendimiento los inversionistas deben considerar aspectos como el precio, producción y posicionamiento en el mercado. La gestión de las granjas acuícola no solo incluye el tener cuidado con los procesos biológicos envueltos, también incluye prestar atención a la parte económica y financiera de la explotación.

Según Engle (2010) todo emprendedor en la acuicultura se debe responder las siguientes preguntas:
a. ¿Cuanto será producido?
b. ¿Qué insumos (alimentos, semilla, medicamentos, etc) se usarán?
c. ¿Cuál es el tamaño óptimo del negocio?
d. ¿Cómo se gestionara el flujo de caja?
e. ¿Cuáles son los riesgos y como se gestionaran?
f. ¿Cómo se financiará el negocio?
g. ¿Cómo se puede mejorar la performance del negocio?

Un aspecto importante ha considerar es que la mayoría de emprendimientos acuícolas requiere cantidades sustanciales de capital para la inversión y los costos de operación; se debe tener mucho cuidado en determinar la cantidad de capital necesario para operar a un nivel eficiente y para identificar las necesidades adicionales de capital. Por otro lado, el acuicultor debe evaluar sus fortalezas y debilidades en base a la eficiencia de la producción y el uso eficiente de los insumos.

Eficiencia de la producción:
Engle (2010) define a la eficiencia de producción como la performance biológica de la granja. La primera medida es considerar la capacidad de producción de la granja que es usado para calcular los ingresos brutos del negocio. Además de medición y monitoreo de la supervivencia provee un indicador de la efectividad de las medidas empleadas para disminuir la mortalidad.
Otro parámetro ha ser considerado debe ser el tamaño promedio de las especies cosechadas. Los cambios pueden proveer información sobre algunos efectos de los cambios en la gestión de los sistemas de cultivo. Por otro lado, las tasas de crecimiento también son importantes.

Uso eficiente de los insumos:
La medida de eficiencia de los insumos pueden ser usados para evaluar y monitorear la eficiencia de la granja acuícola. En este sentido, si consideramos que en muchas explotaciones acuícolas el alimento es el principal insumo, el factor de conversión del alimento es una importante medida de eficiencia.

Los acuicultores deberían evaluar estos parámetros por al menos una vez al año, comparándolos con los años previos.

2. Adaptándonos al entorno:
Otro punto importante es conocer el entorno y los cambios que se dan en el, en base a las oportunidades y amenazas que se pueden presentar en aspectos como la tecnología, política, legales, económicos, etc. Por ejemplo, un cambio en la tecnología de cultivo de determinada especie, puede significar una oportunidad si el emprendimiento tiene los recursos económicos para asimilarla, pero se convertirá en una amenaza si no se aprovecha, debido a que las empresas competidoras si podrían hacer uso de la nueva tecnología.

El acuicultor debe tener la capacidad de evaluar y monitorear tanto al interno como al externo de la explotación acuícola, ya que esto les permitirá anticiparse a los cambios y volverse más competitivo.

3. Factores del éxito para los empredimientos acuícolas
Según Lichtkoppler (1993) los factores para el éxito de los empredimientos acuícolas son:
a. La acuicultura requiere de trabajo duro y compromiso.
b. Reconocer que los peces son animales vivos y necesitan ser tratados como tales.
c. Los recursos humanos y las habilidades de gestión son esenciales.
d. Iniciar con una explotación pequeña para reducir el riesgo de pérdidas mientras que se aprende los que es acuicultura.
e. Cultivar productos de alta calidad y proveer un buen servicio.
f. Se necesita experiencia y conocimiento del negocio.
g. La acuicultura es un negocio de alto riesgo.
h. Toma algo de tiempo generar ganancias en la acuicultura.
i. Trabajar solo con tecnologías probadas.

El éxito o fracaso de los emprendimientos acuícolas dependerá de la habilidad de los acuicultores para gestionar los aspectos biológicos, económicos y financieros.

Referencias:
Engle, C. and I. Neira,  2005. Tilapia Farm Business Management and Economics: A Training Manual. Oregon State University (OSU) – USAID. 43 p.

Engle, C. 2010. Aquaculture Economics and Financing: Management and Analysis. 1Era de. Wiley-Blackwell. 274 p.

Lichtkoppler, F. 1993. Factors to Consider in Establishing a Successful Aquaculture Business in the North Central Region. The Ohio Sea Grant College Program and Ohio State University (OSU). Technical Bulletin Series #106. 9p.

Williams, Co. 1993. Economía y contabilidad elementales para piscicultores. Colección FAO: Capacitación, No 19.