Por: Lucas Maglio*
POR QUE ES IMPORTANTE EL MARCO LEGAL?
Argentina necesita urgentemente un marco legal bien definido que permita dar inicio al crecimiento inevitable de la acuicultura en la Argentina, de seguir así, el desorden, la desconfianza, el desconocimiento, solo lograra un crecimiento parcial e inconsistente. Es necesario establecer la visión y la misión  sobre la actividad, aspectos fundamentales para establecer una plataforma viable de inversión / investigación, y crecimiento general de la acuicultura. Es para muchos el primer paso para que la actividad madure definitivamente.

Una Ley Nacional de Acuicultura en conjunto con un Plan de Desarrollo Estratégico aprovechando el enorme potencial ambiental que tiene la Argentina, tal cual lo están haciendo países de la región. Esto permitirá entregar un marco de confianza a inversionistas, investigadores y todas aquellas personas relacionadas con la actividad.

SEGÚN LA FAO (Item 4.7.3 “ DIAGNOSTICO SOBRE  EL ESTADO DE LA ACUICULTURA EN AMERICA LATINA Y EL CARIBE”) “Uno de los elementos que restringen el desarrollo de la acuicultura es la carencia de un marco legal específico para la actividad, que regule las  diferentes escalas de producción acuícola, en materia de definición de objetivos y propósitos, permisos, concesiones y restricciones requeridos para el desarrollo de los cultivos, así como la simplificación de los procedimientos y trámites legales, con miras al establecimiento de una “Ventanilla Única”.”

La FAO además en su informe “HACIA UNA MEJOR GOBERNANZA EN MATERIA DE ACUICULTURA” del subcomité de acuicultura de Junio de 2008 dice claramente: “Un entorno propicio para los empresarios es sinónimo de proporcionar ley y orden así como de fomento de la producción y las inversiones responsables. En la práctica, puede implicar la elaboración de un marco legislativo que debería incluir todos los elementos del CCPR, en particular, la garantía de los derechos de propiedad, la aplicación transparente de las reglamentaciones acuícolas, la tramitación rápida y equitativa de las licencias acuícolas, el fomento de la autorreglamentación a través de códigos de prácticas.

Los gobiernos de todo el mundo están haciendo todo lo posible para aprovechar y mejorar estas herramientas de gobernanza. Sin embargo, existen diversas cuestiones que, si no se abordan, podrían obstaculizar el futuro desarrollo del sector.

ARGENTINA
A la fecha la acuicultura en la Argentina sigue siendo una actividad casi desconocida y poco difundida. Inmersa en un estadio de “surgimiento” desde hace mas de 20 años. Si bien las causas de este estancamiento son atribuibles a un conjunto de factores, estado, productores, empresarios, proveedores, profesionales, universidades, etc, no esta dado el primer paso que es establecer un orden  y un marco legal en la actividad y esto es claramente función de estado. La creación de la Dirección de Acuicultura (SAGyP) fue en su momento un prometedor inicio, sin embargo no ha podido esta dirección promover el marco legal que esta actividad necesita. Los pocos avances que se han logrado en los últimos años son esfuerzos desde las administraciones provinciales, las que han, en algunos casos, planteado legislación específica, sin embargo la falta de una ley nacional genera que no haya una idea rectora para la formulación de las mismas. Por último tampoco se aprovecha el impulso a la producción agropecuaria (y en distintos ámbitos) que se han visto en los últimos años después de la crisis del 2001. La situación es por lo menos preocupante, por dos razones:

1) La Acuicultura es la actividad de producción animal que más ha crecido en los últimos 30 años y la que mayores proyecciones tiene en los próximos 30, según la FAO,  la contribución de la acuicultura al suministro mundial de pescado, crustáceos, moluscos y otros animales acuáticos sigue en aumento, y ha pasado de un 3,9 %  en 1970 a un 36,0 % en 2006 de la producción total en peso que el ser humano consume de estos organismos.

En el mismo período, el crecimiento de la producción acuícola fue más rápido que el de la población,  así el suministro de organismos acuícolas per cápita pasó de los 0,7 kg en 1970 a los 7,8 kg en 2006, lo cual supone un crecimiento medio anual del 7,0 %. (FAO, 2008). 

2) Argentina cuenta con más de 5000 km de costa marina y ríos y cuerpos de agua dulce a lo largo y ancho del país. Cuenta con el potencial para ser una potencia en la producción acuícola a nivel mundial. No aprovecha el impulso de la región. El crecimiento de la producción acuícola en América Latina y el Caribe en los últimos años triplica el promedio mundial, según el informe sobre el Estado Mundial de la Pesca y la Acuicultura 2008 (FAO), América Latina y el Caribe son las regiones que juntas tienen las tasas de crecimiento acuícola más altas del mundo en los últimos años. Tres países de la región, Chile, Brasil y México, representan en conjunto el 79% de los volúmenes y el 75% de los valores producidos en esta zona durante 2001-2003. Si se suman Ecuador y Colombia, estos cinco países aportan con el 89% del valor y del volumen de la acuicultura local. Si bien hay particularidades en cada país, ya no quedan excusas para justificar la no producción, existen tecnologías y sistemas aplicables a casi cualquier ambiente acuático, por otro lado si estos no existieran para nuestro ámbito es el momento de fomentar la investigación, pero difícilmente alguien quiera investigar sobre una actividad que además de no tener una producción aceptable, servicios, insumos, etc,  no esta normada. Lo mismo ocurre con un inversionista, la producción acuícola no puede asegurarse porque no esta tipificada en los sistemas de seguros, por lo tanto si la situación en general es riesgosa para un inversor ya que ni si quiera existe la posibilidad de asegurar la producción.  

URUGUAY
El sector es regulado por la Dirección Nacional de  Recursos Acuáticos (DINARA –  http://www.dinara.gub.uy), bajo la órbita del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca  (MGAP).  

Ley Nº 14.484 (18/12/75) -  Ley de creación de la DINARA (ex–INAPE) en cuyo artículo 3  promueve la acuicultura en todas sus formas. 

Decreto 259/996 (26/6/96) – Declara de interés nacional la actividad de la acuicultura en todas sus formas, etapas y especies; las empresas deberán presentar proyectos de inversión.  

Decreto 149/997 (7/5/97) – Incluye los requisitos técnicos específicos que deben incluir los proyectos de acuicultura para ser declarados de interés nacional Uruguay se destaca por el cultivo de esturión y hoy está dentro de los principales productores de caviar del mundo.

BOLIVIA
Decreto Supremo Nº 22581 de 14 de agosto de 1990, que ha sido desarrollado mediante una serie de Resoluciones Administrativas del Centro de Desarrollo Pesquero. De acuerdo con lo previsto en los capítulo IV y VII del Reglamento de Pesca y Acuicultura
En los últimos dos años el crecimiento del cultivo de trucha es significativo sobre todo en el lago Titicaca y en otras zonas rurales. Tomando como referente a su vecino Perú, que lleva más tiempo en el desarrollo de la producción de Trucha en agua dulce en el mismo lago. Existe un proyecto operativo denominado “Desarrollo de la acuicultura y extensión de tecnología para el altiplano boliviano”. Este es un proyecto a largo plazo, que abarca todo el altiplano boliviano, comenzando en su primera etapa por las regiones vecinas al lago Titicaca, donde debe involucrar a unas cien comunidades campesinas en total.  Bolivia tiene un acuerdo con la JICA (Japan International Cooperation Agency) y la Misión Británica en Bolivia.

BRASIL
Decreto Ley №221/67 que establece la ordenación pesquera y de acuicultura (Código de Pesca).

Decreto (Portaria) №1582/89 Ibama, que establece registro y normas para actividades acuícolas.

Se crea en el 2008 el Ministerio de Acuicultura y Pesca garantizando una mayor autonomía para las acciones anunciadas a través del programa “Mas Pesca  y Acuicultura” – Plan de Desarrollo Sustentable; Se invirtieron en el programa mil millones de dólares hasta el año 2011, además se han previsto líneas de créditos por otros mil millones de dólares.  

La meta es incrementar la producción pesquera del país de 1.0 millón a 1.430 millones de toneladas. Brasil, el mayor país de América Latina, sin siquiera  esforzarse ya es uno de los principales productores acuícolas, ubicándose en el lugar 17 a nivel mundial y siendo el segundo en importancia en América del Sur (2003).

Brasil inicio el cultivo de Cobia en alta mar, y se prevé que el crecimiento en producción off shore marítima crezca rápidamente. El mismo Presidente Lula da Silva inauguro el primer centro de producción de Cobia en Brasil, centro de producción que tiene previsto alcanzar las 10 mil tns para el 2012.

PERU
LEY Nº 27460

Ley de Promoción y Desarrollo de la Acuicultura

Luego las Leyes 27460, 28326 y 27592 modifican y complementan la ley original 27460.

Mediante el Decreto Legislativo Nº 1032, se ha declarado de interés nacional a la inversión y facilitación administrativa de la actividad acuícola.

El 7 de enero de 2010 por decreto supremo N 001-2010 se aprueba el PLAN NACIONAL DE DESARROLLO ACUICOLA (Promovido por la Dirección General de Acuicultura) La Dirección de Acuicultura, entre otras herramientas tiene un catastro on line de todas las instalaciones, la cual es además una plataforma de asistencia a los productores  http://gisdga.produce.gob.pe:8181/CATASTRO_ACUICOLA/mapviewer.jsf?width=1133&height=676

La Dirección  de Acuicultura creo la “Estrategia Nacional para el desarrollo de la Acuicultura Sostenible en Perú” acción por la cual se desprendieron las leyes y  por medio del decreto 1032 se declaro a la actividad de interés nacional a la inversión. 

Entre muchas de las acciones promotoras para el desarrollo y la búsqueda de inversión, las producciones acuícolas solo pagan un 15% del impuesto a la renta (30% es el impuesto normal).

Perú produce mas de 30 mil  tns (2007) en el ámbito marino entre concha abanico y langostino, además están en fase experimental del cultivo de atún en mar abierto, con respecto a la acuicultura continental, la principal producción es  Trucha, seguido por la Tilapia y especies autóctonas, como el Paiche, Paco y Gamitana entre otros, especies que fueron desarrolladas a través de investigación  apoyada por del estado. Entre estas especies se producen mas de 10 mil tns anuales (2007). Probablemente este año el crecimiento sea notable y las cifras anteriores queden superadas ampliamente.

CHILE
Junto con Noruega los mayores productores de salmónidos del mundo y dentro de los salmónidos el primero en trucha. El país más desarrollado de la región en acuicultura. Con un marco legal consistente tomando como muestra le reciente nueva ley de pesca y acuicultura (2010). Tres diferentes organismos del estado tienen injerencia sobre la materia desarrollando entre ellos el marco normativo de la actividad, ellos son Sernapesca, Servicio Agrícola Ganadero, y Subsecretaria de Pesca. Por otro lado el complejo sistema legal tiene un fuerte componente dinámico el cual se adapta a la situación de la industria, es así como después del episodio del virus ISA se modifico la nueva ley LGPA, además de decretos específicos  entre otros muchos reglamentos ambientales para el sector como el Acuerdo de Producción Limpia ( 2001-2005) el Reglamento ambiental para la acuicultura (RAMA)  entre otros. Si bien para muchos aún queda mucho por corregir, la situación sería claramente peor si no existiera nada.

PARAGUAY
“Actualmente, la producción supera levemente las dos mil toneladas, y las especies más importantes son la tilapia Oreochromis niloticus, la carpa Cyprinus Carpio y el pacú Piaractus mesopotamicus. Al igual que sus vecinos de Argentina, la acuicultura en Paraguay está dando sus primeros pasos. Y a pesar del pequeño tamaño del país, los niveles de la producción acuícola paraguaya también son similares al país rioplatense. Sin embargo, la principal diferencia de ambas naciones con respecto a esta actividad, estaría centrada en las políticas gubernamentales.

Mientras en Argentina éstas aún no se visualizan claramente, las autoridades paraguayas ya están enfocadas en desarrollar un plan nacional de acuicultura, el cual estará integrado con el sector agropecuario del país. Es así como dentro del Programa de Programa Nacional de Desarrollo Agrario y Rural, se pretende llevar a cabo el Programa Nacional de Desarrollo Acuícola como instrumento para el desarrollo de la producción acuícola. De esa forma se quiere diversificar la producción, además de mejor la calidad de vida en las zonas rurales del país.” Extraído de mundo acuícola (http://www.mundoacuicola.cl/revista/revistaleer.php?noticia=58)

El VMG (Vice Ministerio de Ganadería) solicito asistencia técnica a la FAO y en atención a la misma se formuló el proyecto TCPF/PAR/3201, para la elaboración de un Diagnóstico Actualizado del sector acuícola Nacional y la Formulación del Plan Nacional de Desarrollo sustentable de la Acuicultura en Paraguay.

CONCLUSION
Es evidente que la actividad está tomando un rol preponderante como una fuente enorme de suministro de proteína a la población a nivel mundial, los países vecinos y de la región vienen tomando sobre todo en los últimos 5 años un nuevo impulso en la Acuicultura, siendo la región el polo productivo de acuicultura con mayores tasas de crecimiento en los últimos años.  Países con recursos mucho más limitados que la Argentina, están tomando el camino correcto y la superan en volúmenes de producción. Si se visita la página web de la SAGyP y se dirige a la normativa en acuicultura solo aparece un boletín oficial que menciona la creación del Registro Nacional de Establecimientos de Acuicultura y un resumen de un código de buenas prácticas de la FAO.

La inmensidad de recursos y la industria que no se está desarrollando necesita un ordenamiento una ley, un plan estratégico de desarrollo y reglamentos específicos por áreas acuícolas. Es por lo menos alarmante que por ejemplo Paraguay con 7 millones de habitantes y con casi una séptima parte de la superficie de Argentina y sin salida al mar tenga los mismos volúmenes de producción que Argentina y  lo que es más alarmante aun (para Argentina) es que estén con un plan de desarrollo nacional y aqui hasta el momento no hay indicios de ninguna acción concreta.  En el mejor de los casos Argentina será el último país en la región en desarrollar el marco legal en acuicultura.

* Ingeniero en Acuicultura.
Profesor Universidad Nacional del Comahue
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.