Península Eyre. Los conservacionistas dijeron que los problemas originados por las concesiones de ostras abandonadas en el Península de Yorke, son un buen ejemplo de porque la Environment Protection Authority, y no Primary Industries, debería estar a  cargo de la política de acuicultura.

 

Los escombros de las concesiones abandonadas, están preocupando a los grupos en el sur de Australia, incluido el Yorke Peninsula Council, el cual dice que la contaminación posee un peligro.

Chris Ball del Conservation Council del estado, dijo que Primary Industries, no debería ser responsable por las políticas de contaminación de la acuicultura, debido a que esta promueve la industria.