Misiones (Misiones Online). La buena experiencia que tuvieron los productores con la instalación de estanques para piscicultura en sus chacras hizo que 40 familias redoblen la apuesta de la Cooperativa Eléctrica Cainguás de Aristóbulo del Valle, para recibir un subsidio del plan Manos a la Obra, destinado a la construcción de más lagunas y la compra de los insumos que demanda la actividad.

 

Estos productores devolverán sólo un porcentaje de los créditos con parte de la producción de peces que se destinarán a comedores comunitarios o escuelas de la zona, porque no sólo se apunta al bienestar de la familia beneficiaria sino de toda la comunidad.

La entidad que promueve estos proyectos productivos trabaja desde hace tres años con el Manos a la Obra y otras líneas propias de financiación, ya que "nuestra prioridad es lograr que el socio de la cooperativa se quede en su chacra y pueda verla producir, tal como ocurre con quienes viven en la zona urbana, que montaron varios proyectos económicos que hoy funcionan sobre ruedas", explicó el presidente de la entidad, Héctor López Ricci.

A partir de esta nueva oportunidad que brinda Cainguás Limitada a través del área Social para presentar proyectos ante Desarrollo Social de la Nación, los colonos apuestan a ampliar su sistema productivo de peces, ya sea para comercializarlos en forma independiente o a través del frigorífico que construye la entidad junto a la cooperativa de Agua y Energía de 2 de Mayo.

En marcha
El pasado martes y en los salones de la cooperativa se dieron cita los 40 inscriptos, que ya venían preparando sus proyectos, con la responsable del área, Ana María Kategora y los coordinadores Marta Simon y Roxana Bogado de Desarrollo Social. La reunión sirvió para ultimar detalles respecto a qué insumos necesitará cada uno para llevar adelante sus nuevas lagunas o tajamares y definir a qué instituciones devolverán con productos el dinero que recibirán de la Nación.

La idea es que esta semana están listos los proyectos, con toda la documentación requerida, las proformas y detalles de insumos que se adquirirán como bombas de agua, redes especiales, termómetros y otros elementos.

Uno de los requisitos principales de los productores es que no deben tener más de una chacra o propiedad, tampoco recibir un sueldo o algún tipo de bien económico, ya que el programa apunta a ayudar a quienes no tienen la posibilidad de recibir un préstamo de entidad bancaria alguna y así lo remarcó la responsable del área.

Como esta es la tercera etapa que aborda la Cooperativa para proyectos productivos, "a medida que pasa el tiempo vamos corrigiendo algunas cuestiones.", explicó Kategora.

Remarcó que "el poco dinero que se les pide devolver tiene que llegar a los beneficiarios, porque esa es la conciencia de sociedad productiva y cooperativa de estos trabajos que a la entidad le demandan tiempo y puesta en marcha de todo un equipo técnico que realiza tareas de supervisión, asesoramiento y seguimiento a cada uno de los beneficiarios. Los productores no están solos sino que cuentan con profesionales como el médico veterinario al que recurren para solucionar cualquier tipo de inconveniente o duda que se les presente".

Fuente: http://www.misionesonline.net