(El Correo Gallego). La Consellería de Pesca, a través del Instituto Galego de Formación en Acuicultura (Igafa), llevó a cabo la suelta de 2.500 ejemplares de alevines de rodaballo, de entre 20 y 30 gramos, en la playa de A Lanzada.

 

Los técnicos del Igafa encargados de esta labor realizarán una nueva suelta de 2.500 rodaballos la próxima semana en la playa de O Carreiro, en O Grove.

Con estas nuevas sueltas, Pesca continúa desarrollando el Plan de Repoblación de Especies Marinas en el Litoral Gallego, que tiene como objetivo principal la recuperación de stocks de especies de alto valor comercial a lo largo de la costa gallega.

Estos alevines de rodaballo fueron sometidos, antes de su suelta, a estrictos controles microbiológicos y patológicos por parte de técnicos y biólogos del Igafa con la finalidad de garantizar las condiciones sanitarias de los individuos y para evitar plagas y contagios indeseados.

Además, a cada ejemplar, se le colocó una etiqueta identificativa con el teléfono del Igafa y con una cifra referente al año de su suelta, es decir, 2007. En esta ocasión, como novedad, los técnicos emplearon etiquetas de diferentes colores (transparentes, amarillas y blancas) y de diversos tamaños, con la finalidad de que los rodaballos puedan camuflarse mejor ante posibles depredadores.

Según informó la Consellería en un comunicado, el sector pesquero manifestó su apoyo a esta iniciativa comprometiéndose a llevar las especies que pesquen con etiqueta a la cofradía más cercana, que se encargará de ponerse en contacto con el Igafa para que los técnicos se desplacen a la zona y recojan los ejemplares.

Fuente: http://www.elcorreogallego.es