HUELVA (Andalucía Información).- La venta de mariscos a principios de verano sigue resintiéndose por la crisis, según ha informado este martes a Europa Press el presidente de la Asociación de Exportadores de Pescados y Mariscos de Huelva, Bernardo Pelayo, quien ha lamentado que las ventas de este género hayan caído un 20 por ciento respecto al mes de junio de 2010 y con unos precios "muy asequibles".

Así, Pelayo ha hecho hincapié en que las ventas son "muy flojas y aunque los precios son muy asequibles para todo tipo de bolsillos al caer también en un 20 por ciento, hay muy poco consumo".

En esta línea, ha manifestado que los precios de las gambas, la cigala o los langostinos "están muy asequibles" y aunque se ven movimientos en los mercados, "las ventas han disminuido y el producto hay que venderlo".

"Los bolsillos de los consumidores están complicados y el problema es que muchos siguen viendo al marisco como un artículo de lujo y más en un momento en el que la gente quiere ahorrar", ha señalado Bernardo Pelayo.

En cuanto a las ventas de cara al verano, el presidente de la asociación ha indicado que aún es poco pronto para predecirlas, pero el sector espera que "se vendan los productos porque si no es así, pasaremos un mal verano".

Durante todo el verano, los puntos más fuertes de ventas, según ha explicado, son las zonas de la Costa y El Condado, de las que apuntó que espera que "este año continúen en la misma tónica".

Bernardo Pelayo ha insistido en que la situación económica actual es "complicada", indicando además que la población "tiene que 'cambiar el chip' y eliminar el tópico de que el marisco es un artículo de lujo".