(El Ideal Gallego). La Consellería de Cultura e Deporte, a través de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural, acaba de autorizar la realización de una prospección arqueológica intensiva y estudio de impacto de las obras de la futura granja integral de cultivo de peces planos en Seiruga, en el concello de Malpica.

 

Los trabajos se harán según el proyecto presentado por la Sociedad Anónima de Actividades Piscícolas e Acuicultura "Galaica Explotaciones Marinas". La planta está incluida en el nuevo plan acuícola de la Xunta de Galicia.

El proyecto de prospección arqueológica intensiva y el estudio de impacto de las obras de la granja integral de cultivo de peces planos en Seiruga (Malpica), firmado por la arqueóloga Otilia Prado Fernández, está considerado como una actividad preventiva. El tiempo de ejecución se calcula en cuatro días. Una vez llevado a cabo, y en el plazo de seis meses, se depositarán provisionalmente los materiales arqueológicos hallados y demás documentación complementaria en el Museo Arqueológico e Histórico de A Coruña.

Según la información facilitada ayer por la Delegación Provincial de Cultura e Deporte, se deberán comunicar las fechas de inicio y finalización de la actividad. Acabada la prospección, en un plazo de diez días, se presentará un informe valorativo de la misma; y en seis meses, una memoria técnica y copia del acta de depósito de los materiales certificada por el responsable legal del museo.

La planta de Seiruga está incluida en el nuevo plan de acuicultura de Galicia que contempla cinco granjas en la comarca. El espacio en donde irá ubicada, según los ecologistas, afecta a un área de especial protección, igual que la de Sabadelle (Vimianzo). Otras dos piscifactorías, las de Camelle y Merexo (Camariñas), se encuentran en zonas consideradas hábitat prioritario. De los cinco emplazamientos elegidos para crear granjas acuícolas en la Costa da Morte, sólo el cabo de Cee no tiene ningún tipo de calificación medioambiental. En concreto, en los dos primeros casos mencionados, el Valedor do Pobo, notificó en abril al grupo ecologista PX la apertura de un expediente a raíz de una denuncia de la organización contra la inclusión de Sabadelle y Seiruga en el plan de acuicultura. El PX también denunció las dos plantas ante la Consellería de Medio Ambiente y la Unión Europea.

Perjudicial > El colectivo defiende que la planta de Seiruga y la de Sabadelle son las más perjudiciales para el medio. En la costa de Malpica se reservarán veinte hectáreas para producir 1.400 toneladas de pescado al año y supondrá una inversión de 22 millones de euros. La de Sabadelle, asegura PX, "supone una agresión a un tramo de costa virgen, lugar de nidificación de aves marinas y está próxima a los Penedos de Traba y de Pasarela, y a la laguna de Laxe". La instalación tendría 21,2 hectáreas para la producción de 1.519 hectáreas de pescado al año y una inversión de 25,2 millones.

Fuente: http://www.elidealgallego.com