José Miguel Jaque
(La Nación). Víctor Hugo Puchi se enteró por la tarde de las palabras del ministro de Obras Públicas, Eduardo Bitrán, quien advirtió que HidroAysén tiene que reducir en 40% las hectáreas inundables para evitar las externalidades negativas.

 

“Son buenas noticias”, dijo el presidente de AquaChile, la empresa salmonera más importante del país. “Es muy significativo que las autoridades empiecen a anticiparse a temas que son relevantes para la gente de la región y cuanto antes lo hagamos mejor. Es bueno que la discusión sea más temprano que tarde, porque permite corregir a tiempo y que esto se haga en términos menos acalorados y que salgan beneficiadas todas las partes”.

Desde que el proyecto inicial de Endesa -de construir cuatro centrales hidroeléctricas en Aysén con una capacidad de 2.400 MW- salió a la luz Puchi se situó en la línea opositora. Su familia posee una estancia que quedaría parcialmente inundada si ese proyecto es realidad.

Para el empresario, que Bitrán haya considerado otras actividades económicas en la zona sirve para abrir el debate de otros hechos que se verán cuando el proyecto entre al SEIA. Uno de ellos ya es discutido en el Tribunal de Libre Competencia. “Hay una concertación de poder incrementada con la alianza de los actores que manejan mayor cantidad de recursos hídricos e hidroeléctricos”, dice refiriéndose a los socios del proyecto, Endesa y Colbún. “Quedamos expuestos a que la música la pongan dos empresas privadas en un tema que es crítico para el desarrollo de Chile”.

Puchi también reclama un estudio de cuencas. “Hemos reclamado ahora que Aysén se ve invadido por estos proyectos se haga un estudio de cuencas para que todos los sectores productivos tengamos más certidumbre sobre lo que se puede o no se puede hacer”, explica y agrega que la vulnerabilidad geológica que ha demostrado tener la región abre la discusión sobre en qué medida se sacrifica esta región en esa intensidad para seguir satisfaciendo la demanda de energía en otros puntos del país.

La advertencia de Bitrán a Hidroaysen –en entrevista al “Diario Financiero”- significará a esa sociedad inundar 4.600 de las 7.900 hectáreas proyectadas inicialmente en los proyectos río Baker I y II. El ministro llegó a esa conclusión luego de analizar una serie de estudios y tras reunirse con actores económicos de la zona. Además, Bitrán dijo que si bien el potencial hidroeléctrico de la región de Aysén llega a unos 12 mil MW, un estudio del ministerio determinó que 5.500 MW es lo ideal para resguardar los intereses medioambientales. “Espero que al momento de plantear sus proyectos al sistema de evaluación de impacto ambiental, hayan considerado estos planteamientos”, advirtió el ministro.

Fuente: http://www.lanacion.cl/