El país incremento 37.5 veces sus ingresos por la exportación de catfish durante la década pasada, pero las empresas deben esforzarse por alcanzar los estándares internacionales como un medio para promover sus negocios.

 

El pronunciamiento fue realizado por el Deputy Minister of Fisheries Luong Le Phuong en la conferencia internacional realizada en Ho Chi Minh el 13 de junio, por la Viet Nam Association of Seafood Exporters and Processors (VASEP), la Network of Aquaculture Centres in Asia-Pacific (NACA) e INFOFISH.


En la conferencia participaron 300 procesadores, importadores y exportadores nacionales y extranjeros de países como Estados Unidos y China.

Phuong dijo que el gobierno viene recomendando a las empresas a invertir en la actualización de su tecnología y renovar su gestión.

“Controles precisos sobre la calidad de los productos, higiene de los alimentos y salubridad, y protección ambiental son medidas claves que los procesadores de alimentos marinos deberían implementar para satisfacer las altas demandas de los mercados internacionales” dijo el funcionario público.

El también mostró preocupación sobre la reciente expansión de las granjas de catfish, lo que genera riesgos para el ambiente y la ecología. El convoco a los administradores locales a trabajar planes de desarrollo concretos con la finalidad de priorizar la calidad en vez de la cantidad.