MADRID, España (EFE).-  La producción de acuicultura marina en España cayó un 9,4 % en volumen en 2010, hasta las 43.888 toneladas, y un 1,78 % en valor, hasta sumar 220 millones de euros. Este descenso estuvo motivado por la crisis, las complicaciones en la concesión de créditos y la burocracia, según Apromar, una de las asociaciones que agrupan a las firmas del sector.

El año pasado hubo también una pérdida de puestos de trabajo del 11,7 % en la piscicultura marina, que se situó en 1.912 empleos.

Las piscifactorías españolas "sufren" cada vez más la presión por la afluencia de las importaciones de pescados como el pangasius o perca del Nilo, y denuncian la competencia desleal de países donde las exigencias sanitarias o laborales son inferiores a las de la Unión Europea (UE).

Las organizaciones que representan al sector acuícola afirmaron que este problema acrecienta la crisis que vive la actividad en España, tanto por el panorama financiero como por las trabas que obstaculizan su crecimiento.