GUAYAQUIL, Ecuador (El comercio).- La captura y producción de camarón se convierte en la segunda actividad más importante de la Costa. Pescadores artesanales, flotas industriales y camaroneros (que cultivan el crustáceo en piscinas) son los que se encargan de ofrecer siete variedades en el mercado interno y externo.

Su comercialización genera cerca de USD 1 000 millones de ingresos al año, ya que incluye plantas procesadoras, transporte, hielo, gavetas y demás.

Solo en exportaciones en el 2010 facturó USD 850 millones, convirtiéndose en el segundo producto privado de venta al exterior luego del banano.

Según los registros de la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA) el 95% de las exportaciones de camarón se origina en las piscinas (cerca de 130 000 hectáreas) y de la variedad vannamei. El 5% restante de las ventas se genera por las capturas en altamar de la flota arrastrera y artesanal de langostas, langostinos, stily, cebra, carapachudo y pomada.

Yahira Piedrahita, directora de la CNA, dijo que en el país solo se cultiva la variedad vannamei y que el 98% se exporta y la diferencia se queda en el mercado local. "Cerca del 52% de las ventas se destina a la Unión Europea y el 45% a Estados Unidos. También se envía en menores cantidades a Rusia, China, Chile y Argentina".

Para el camaronero Luis Aguirre, el nivel de supervivencia del camarón en las piscinas llega hasta un 65% lo que genera altos niveles de productividad. "Cuando afectó la mancha blanca los niveles de sobrevivencia no pasaban del 30% y era muy difícil recuperar la inversión".

Marcia Guadalupe, propietaria de la comercializadora Acapulco en Puerto Bolívar, dijo que la langosta y el camarón cebra son muy apetecidos en el exterior. "Eso se captura en el mar pero son volúmenes bajos. También se vende el camarón brujo a los chinos".

Para Segundo Calderón, presidente de la Cámara de Productores de Camarón de El Oro, la inversión en el mejoramiento genético fue clave para que el sector se recupere y genere más ingresos. "Ahora se puede contar con productividad de hasta 25 quintales por hectárea. Todo depende de las piscinas y su mantenimiento".