BUENOS AIRES, Argentina (Télam).- El sector pesquero exportó 308 mil toneladas por u$s 942 millones en los ocho primeros meses del año, con un aumento de 7,3% en cantidades y 13,9% en valores con relación a 2010, según un relevamiento privado.

La suba en valores fue determinada por los moluscos y, en menor medida, por los filetes y el pescado congelado, que compensaron la baja en los pescado fresco o refrigerado, explicó la consultora IES en su Informe Económico Semanal.

Por su parte, la suba en volumen fue impulsada por tres de los cuatro principales productos -el calamar, los pescados congelados y el langostino- que compensaron la caída en las exportaciones de filetes.

Como primer rubro exportador en valores se ubicaron los crustáceos, con 33,7% del valor exportado, prácticamente la totalidad corresponden a los langostinos.

Luego aparecen los filetes, casi exclusivamente la merluza, con una participación del 27,1% en valores y una suba del 7,5% interanual.

El principal destino de las exportaciones de productos pesqueros durante los ocho primeros meses de 2011 continuó siendo España, con 33,2% de participación.

Brasil recuperó el segundo lugar, con 11,3% del total exportado, al desplazar a Italia al tercer lugar (9%), seguido por China (6%), que desplazó a Francia al sexto lugar (5,5%), seguido por Japón (5%) y Estados Unidos (4,6%).

Durante los primeros ocho meses de 2011, las capturas marítimas totales sumaron 490,5 miles de toneladas, 2,2% por encima de las registradas en los mismos meses de 2010, por lo que revirtieron la caída del 3,1% verificada en este último con relación a 2009.

Del total capturado, 72,8% correspondió a la categoría de peces, con 357,1 miles de toneladas y un leve descenso del 0,4% respecto de los mismos meses de 2010, originado principalmente por la menor captura de merluza.

Los moluscos representaron 15,8% del total capturado (77,4 miles de toneladas), con un ascenso de 8,7% interanual, impulsado por las mayores capturas de calamar (7%), señala el informe de IES.

En cuanto a los crustáceos, alcanzaron una participación de 11,4% y un total de 56 miles de toneladas, lo cual determinó un crecimiento interanual de 11,4%.

El consumo por habitante llegó a 8,9 kg en los primeros ocho meses del año, levemente por debajo de los 9,4 kg de los mismos meses de 2010.