Reino Unido.- Tres de las principales cadenas de supermercados en Bretaña han salido a defender su política de compra de pescado de cultivo, estableciendo que ellos cumplen con los más altos estándares, indicó el portal Fish Up Date. Estos pronunciamientos se dieron en el marco de un informe de la BBC sobre la piscicultura del salmón.

Waitrose informó en un pronunciamiento “Creemos firmemente que tener un gran cuidado del bienestar de los peces de cultivo es una de las razones para que nuestra calidad sea buena. Junto con esto, la sustentabilidad y la protección del ambiente son parámetros de importancia”.

“No compramos alimentos de origen acuático en el mercado abierto, de cultivo o silvestre. Una relación de largo plazo ha sido establecido entre nosotros y nuestros productores. Esto permite planificar a largo plazo y la adopción de prácticas que permitan mejorar la calidad del pescado y la sustentabilidad de las operaciones de cultivo. Waitrose selecciona a las granjas de salmón que estén ubicadas en aguas limpias y con flujos de corrientes fuertes”.

Por su parte, la cadena Tesco manifestó: “El impacto ambiental es considerado en nuestros negocios y también esta incluido en el código de práctica del Tesco Farmed Salmon”.

“El código de práctica establece procedimientos para asegurar que el bienestar de los peces y el buen manejo del cultivo se han practicados y verificados todo el tiempo. El problema de la reducción en las infestaciones de piojos de mar y las formas de erradicación son parte de estas”.

“Vendemos una mezcla de salmón de cultivo escoces y noruego, los mismos que son claramente identificados en los empaques o en el ticket del mostrador. 'Responsibly farmed' describe el enfoque que tenemos, y realizamos controles con nuestros proveedores para asegurar que el pescado de cultivo que vendemos cumplan con nuestros estándares”.

Finalmente, Sainsbury destacó: “Tenemos una bien definido código de práctica para la producción de pescado de cultivo, incluida nuestra propia etiqueta”.

“Reconocemos que los piojos impactan sobre los peces silvestres pero nuestras acciones y trabajo con los proveedores en esta área tienen como objetivo mantener los impactos en un mínimo absoluto. Nuestros productores han estructurado plantas de tratamientos de piojos de mar y trabajamos juntos para el establecimiento de nuevos controles que permitan minimizar los impactos”.