(La Segunda). Por cuarto año consecutivo el Centro de Investigación Marina Quintay de la U. Andrés Bello, obtiene fondos de Conicyt, esta vez para el proyecto “Desarrollo de las tecnologías para la producción de juveniles de Congrio Colorado (Genypterus chilensis)”.  Los resultados de la última versión del Concurso Nacional de Proyectos de Investigación y Desarrollo, entregados el jueves 14 de junio adjudicaron más de 10.000 millones de pesos a las 37 iniciativas -de 98 que participaron- que resultaron ganadoras, de las cuales un 68% serán ejecutadas en regiones.

  

Una de las dos instituciones de educación privada beneficiadas y la única en la V Región, es la Universidad Andrés Bello a través de su Centro de Investigación Marina Quintay (Cimarq-Quintay) que con el proyecto “Desarrollo de las tecnologías para la producción de juveniles de Congrio Colorado (Genypterus chilensis)”, se adjudicó 300 millones de pesos.

Con este fondo obtenido, más el aporte de empresas, Cimarq-Quintay debe lograr 500 millones para optimizar la tecnología actualmente disponible para el cultivo de congrio colorado en su etapa larval a una escala piloto de producción. Además, con esas inversiones se desarrollará procesos de engorda del congrio a nivel experimental, acentuando la investigación en los sistemas de cultivo y evaluando el efecto sobre el crecimiento de distintas formulaciones especificas de alimento.

Los antecedentes de esta investigación sostienen que en 1994 la pesquería de congrio colorado (Genypterus chilensis) totalizó capturas cercanas 1.712 toneladas. Una década más tarde tuvo una irreversible declinación de casi 78%. Esta situación ha generó un nivel crítico de desabastecimiento y un aumento en la demanda insatisfecha a nivel local por este producto.

De acuerdo a Diego Ramírez, Director de Cimarq-Quintay, y quien está a la cabeza de este proyecto “en el Cimarq se realizaron avances preliminares con la especie y logramos el desarrollo tecnológico necesario en el cultivo de otros peces nativos, esto permitió crear una metodología para la producción piloto de juveniles de congrio colorado y su pre-engorda experimental, base para su posterior implementación a escala industrial”.

Los resultados de este proyecto permitirán disponer de una tecnología que será empaquetada y ofertada a inversionistas mediante un plan de transferencia al sector productivo, que incluye entre otros elementos, programas de capacitación, entrenamiento, manuales de procedimientos y documentos técnicos relacionados con la infraestructura y equipamiento de cultivo.

Cabe destacar que este trabajo cuenta con la activa participación de empresas, que han demostrado un alto grado de compromiso en investigación y desarrollo, como son Salmofood, Southtide, Pieces-Seafood, Terminal Pesquero Metropolitano y CT Valparaíso, las que asegurarán el éxito de este nuevo proceso productivo en la zona centro sur del país, mediante la concentración de eslabones estratégicos y capacidades complementarias.

Fuente: http://www.lasegunda.com