GUAYAQUIL, Ecuador (Andes).- El sector camaronero ecuatoriano registra un crecimiento del 25%  con ventas previstas hasta finales de año de USD 950 millones, informó la directora ejecutiva de la Cámara Nacional de Acuacultura, Yahira Piedrahita, quien precisó que el 2010 cerró con USD 800 millones en exportaciones.

Este crecimiento lo atribuye a la estabilidad de los precios y la ausencia de enfermedades emergentes en  la producción local, “otros países productores como Vietnam, México,  India y Tailandia sufren de enfermedades que afectan al marisco, entre ellas la mancha blanca”.

Los problemas en estos países originaron  la reducción de la oferta y el incremento de la demanda, lo cual fue aprovechado por  Ecuador para posicionarse en mercados como el de Europa y Estados Unidos.

Los precios según la experta podrían incrementarse en los próximos días, pues estos grandes mercados, a pesar de la crisis,  siempre buscan una cadena de distribución segura y tener el producto a tiempo sin que pierda calidad.

Indicó que luego de la crisis de la  mancha blanca en 1999 que  exterminó extensas plantaciones camaroneras ecuatorianas, el sector mejoró mucho en manejo técnico y genético, alimentación y áreas de producción.

“En el país continuamos con el sistema semintensivo, otorgando más valor a la calidad que a la cantidad, a diferencia de otros países donde se maneja enormes volúmenes del producto lo cual al momento de la aparición de una enfermedad resulta imposible de manejar”, explicó.

Citó como ejemplo el sudeste asiático, donde se siembran 25 a 30 animales por metro cuadrado, mientras que en Ecuador es de 8 a 12 animales.

En el Ecuador existe un total de 175 mil hectáreas camaroneras lo cual  genera 200 mil plazas de trabajo de forma directa e indirecta, es el segundo producto de exportación no petrolera, después del banano.