TEGUCIGALPA, Honduras (El Heraldo).- Los daños causados por las lluvias a la industria camaronera mermarán la producción, señaló ayer Roberto Reynaud, titular de la Dirección General de Pesca y Acuicultura (Digepesca) de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG).


Considerando que la producción anual de camarones es aproximadamente de 50 millones de libras, lo que presenta unos 120 millones de dólares en exportaciones, Reynaud estimó que tras las devastadoras lluvias que han azotado la zona sur del país se estaría mermando unas 100,000 libras del marisco.

Actualmente unas 240 fincas han reportado daños en Valle y Choluteca, sin embargo, la gran mayoría de las plantas procesadoras están operando, a excepción de la de Linaca, Choluteca, que se encuentra incomunicada.

Donaciones

Los pescadores artesanales y acuicultores que fueron golpeados por las inundaciones recibirán la ayuda de la Organización del Sector Pesquero y Acuícola del Istmo Centroamericano (Ospesca), que hará llegar unas 300 raciones alimenticias este próximo miércoles.

La donación, que consiste en alimentos básicos, asciende a unos 10,000 dólares, indicó Reynaud. Unos 2,000 pescadores artesanales y al menos 80 acuicultores operan en la zona sur del país.