BANGKOK, Tailandia.- Exportaciones de camarón tailandes están enfrentando estrictos controles por los países importadores debido a las preocupaciones por el incremento de enfermedades como consecuencia de las inundaciones, dijo Panisuan Jamnarnwej, Presidente de Thai Frozen Foods Association.

Jamnarnwej dijo que las inspecciones aleatorias se han incrementado cinco veces en EEUU, aunque los exportadores han confirmado que no hay brotes de enfermedades. La asociación monitorea estrictamente la calidad del producto.

Pero los productores de camarón congelado están preocupados de que las inundaciones afecten el transporte de dióxido de carbono usado en el proceso de congelamiento. Este es embarcado de Rayong a las empresas en el área Mahachai de Samut Sakhon.

También están amenazando a la industria de congelado de alimentos los continuos cortes de energía, por lo cual las empresas se han visto forzadas a usar generadores, los cuales requieren combustibles.

“Si el combustible no puede ser entregado a las empresas, toda la industria será dañada” dijo Jamnarnwej.

Considerando estos obstáculos, la industria espera una caída en las exportaciones de 7% durante este año, de las 350 000 t exportadas el año pasado.

Paiboon Ponsuwanna, presidente de Thai National Shippers Council, dijo que el transporte vía marítima han caído entre 10 y 15%. Esto se debe a que muchas empresas están inundadas.