(La Voz de Galicia). La empresa gallega Pescanova y la Asociación Portuguesa para la Inversión (API) firmarán el lunes un «protocolo de entendimiento» por el la compañía invertirá cerca de 140 millones de euros en una iniciativa de acuicultura en el país vecino.
El Ministerio de Economía e Innovación de Portugal informó en un comunicado de que la inversión se efectuará en dos fases durante los próximos cuatro años, en el municipio de Mira y creará unos 200 puestos de trabajo directos.

El proyecto prevé una instalación con capacidad de 7.000 toneladas/año, «utilizando las mejores prácticas conocidas en el sector y medidas de protección ambiental adecuadas a las normas aplicables».

También contempla la instalación de una fábrica de procesamiento de pescado, «para aumentar la competitividad del proyecto y calidad del producto final», con la idea de exportar cerca del 99 % de la producción, fundamentalmente a países de la Unión Europea.

El departamento del Gobierno portugués señala que la elección de este país para la nueva inversión de Pescanova se debió a «las excelentes condiciones» disponibles para la acuicultura, como una amplia zona costera y agua de mar sin polución y con temperatura, salinidad y otras condiciones oceanográficas adecuadas, así como «mano de obra con saber popular de pescado».

Finalmente, aboga por «concluir rápidamente todos los estudios técnicos necesarios y poder celebrar el correspondiente contrato de inversión, en los términos legales, nacionales y comunitarios, en vigor».