El Gobierno de British Columbia (BC) redujo el precio de las licencias para las granjas de mariscos, en un esfuerzo para estimular el crecimiento en una industria que ofrece empleo a las comunidades costeras.

 

El costo para aplicar a una nueva tenencia se redujo de $5 000 a $ 1 200, y la renovación de las licencias costara $600. La Ministra de Agricultura, Pat Bell, dijo que una revisión del 2003 mostró que BC tenía los costos más elevados de la jurisdicción.

“La acuicultura de mariscos es importante para muchas comunidades costeras, y generan entre 700 y 1000 empleos” dijo Bell, resaltando que los bajos pagos permitirán que la industria crezca.

La industria de la crianza de mariscos en BC ahora produce cerca de $32 millones por año en ingresos, principalmente por la producción de ostras, almejas y mejillón. El gobierno viene promoviendo un proyecto piloto para las almejas geoduck, el que viene siendo criticado por la NDP debido a la falta de un estudio científico sobre le impacto ambiental.