A MARIÑA, España (El Progreso).- El estancamiento en el cultivo de especies acuícolas que afecta al conjunto de la Unión Europea se traduce para Galicia en una reducción de la producción de rodaballo cercana al 17 por ciento. Esta merma en la cría de rodaballo afecta de manera especial al sector acuícola mariñano, que cultiva un 64% del rodaballo que se produce en la comunidad gallega.

El cultivo de rodaballo es una actividad en la que, no obstante, la comunidad autónoma se mantiene como líder tanto a nivel español como europeo, al concentrar el 97% del pescado que se cría en el país y el 99% en la esfera comunitaria. Las piscifactorías gallegas dieron salida el año pasado a un total de 6.710 toneladas de esta especie, lo que representa una caída del 16,9% respecta al ejercicio precedente, cuando las granjas produjeron 8.070 toneladas, según los datos del último informe sobre la acuicultura de peces en España elaborado por la Asociación Empresarial de Productores de Cultivos Marinos (Apromar).

Ese retroceso contrasta con el repunte que registró la actividad en 2009, cuando creció 5,7 puntos y, sobre todo en 2008, ejercicio en el que el cultivo de rodaballo se incrementó hasta en un 29,4%.

Como nota positiva hay que destacar el aumento en la producción de alevines de rodaballo que en 2010 fue un 7,6% superior a 2009, con un total de 13.498.000 alevines que se pagaron a un precio de 1,10 euros por unidad. Galicia aporta la práctica totalidad ellos En la comarca la empresa Alrogal, situada en el polígono de Cuiña se dedica la producción de estos alevines.

El informe de Apromar concluye que en 2010 el pescado de crianza de las plantas españolas supuso una facturación de 220.534.270 euros de los que 60.117.000 corresponden a la venta de rodaballo, es decir un 22,7 por ciento del total.

Dificultades

La disminución en las cantidades de pescado de cultivo se extiende a otras especies con importante peso en la actividad acuícola en España, como la dorada o la lubina. Apromar atribuye está situación a una «continuada pérdida de la competitividad» de las empresas del sector radicadas en toda la Unión Europea. La patronal hace referencia a causas exógenas a las propias empresas y denuncia la «desigualdad» en las condiciones de participación en el mercado por parte de los productores comunitarios frente a los localizados en terceros países, ya que estos se enfrentan a normas de producción y comercialización menos estrictas.

Según el colectivo, las diferencias en las condiciones legales de crianza y puesta en el mercado que se exigen a los productores españoles frente a los de otros países «establecen condiciones de juego insalvables para muchos».Pese a todo, el sector admite que la «insatisfactoria» marcha de la acuicultura también se justifica en la actuación de las firmas, a las que insta a avanzar en la reducción de costes, la apertura a nuevos mercados en un contexto de crisis, la mejora de la eficiencia productiva o la búsqueda de fórmulas de concentración empresarial.

Aumenta el cultivo de lenguado y el de besugo se mantiene

Aunque con una producción mucho menor, Galicia sí logró aumentar en 2010 el cultivo de una especie como es el lenguado, desde las 150 toneladas de 2009 a las 170 del año pasado. La comunidad gallega pasa así de producir el 80% del total nacional de este pescado al 83% .La otra especie que se cultiva en Galicia, el besugo, se mantuvo estable con las mismas toneladas, 185 , que en 2009. El Besugo es un pescado que solo se cultiva en la comunidad gallega

Dorada y Lubina

La especies con una mayor producción son la Dorada con 20,3 toneladas anuales, seguida de la lubina con 12,4 toneladas. Ninguna de las dos se cultiva en Galicia.