ROME, Italia.- La acuicultura es la fuente de producción de proteína animal de más rápido crecimiento en el mundo y actualmente provee cerca de la mitad de todos los alimentos de origen acuáticos consumidos en todo el mundo, según un informe publicado por FAO.


El informe “World Aquaculture 2010” determinó que la producción de alimentos de origen acuático proveniente de la acuicultura creció más de 60% entre los años 2000 y 2008, de 32.4 millones de toneladas a 52.5 millones de toneladas.

El informe también pronostica que para el 2012, más del 50% de consumo mundial de alimentos de origen acuático provendrá de la acuicultura.

“Con el estancamiento de la producción pesquera mundial y una población en crecimiento, la acuicultura es percibida como un gran potencial para producir más alimentos de origen acuático en el futuro, para satisfacer la creciente demanda por alimentos seguros y de calidad” indica el informe.

Reducción de la pobreza

Con su crecimiento en volumen y valor, la acuicultura ayuda a reducir la pobreza y mejora la seguridad alimentaria en muchas partes del mundo.

Pero la acuicultura no viene creciendo de forma similar en todo el planeta. Existen diferencias marcadas en los niveles de producción, composición de especies y sistemas de cultivo existentes dentro y entre las regiones, y de un país a otro.

La región Asia-Pacifico domina el sector, en el 2008 esto representó el 89.1% de la producción global, con China contribuyendo con el 62.3%. De los 15 principales países productores, 11 se ubican en la región Asia-Pacifico.

Pocos países lideran la producción de las principales especies, como China con carpas; China, Tailandia, Vietnam, Indonesia e India con camarones marinos y de río; y Noruega y Chile con salmón.

Sistemas intensivos

En términos de sistemas de cultivo, los sistemas intensivos son más prevalentes en Norte América y en países productores acuícolas avanzados en Europa y Latinoamérica. En la región Asia-Pacifico, a pesar de los mayores avances tecnológicos, los productores comerciales a pequeña escala permanecen como la columna vertebral del sector.

Los productores a pequeña escala y los emprendedores pequeños son también importantes actores en África. Los productores a escala comercial e industrial dominan en Latinoamérica, pero existe un gran potencial para desarrollar la producción a pequeña escala.

Debido a que la demanda por productos acuícola continúa creciendo, existe un creciente reconocimiento de la necesidad de resolver las preocupaciones de los consumidores por alimentos de calidad y seguros, y por la salud y bienestar animal, indica el informe. De esta forma, problemas como la seguridad del alimento, la trazabilidad, certificación y ecoetiquetado son de suma importancia y son considerados como de alta prioridad para muchos gobiernos.

A parte de la sustentabilidad ambiental, otro de los principales desafíos que enfrenta la acuicultura incluyen el cambio climático y la crisis económica mundial, resalto el informe. Por consiguiente, el sector debe prepararse para enfrentar sus impactos potenciales y hacer esfuerzos especiales para asistir a los productores de pequeña escala para organizarlos en asociaciones y promocionar las mejores prácticas de gestión.

Todo el informe, junto con las revisiones regionales presentadas en la Global Aquaculture Conferencia realizado en Phuket, Tailandia en el 2010, puede ser hallado aquí.