Haifa. En un lugar secreto cerca de Haifa, Oler Almalan y Alon Efergan vienen trabajando en la crianza de coral para su nueva empresa Advanced Coral Propagating Technology (ACP Tech).

 

El coral que ellos producen, cerca de 8,000 piezas de 6 cm de coral al año, puede ser cultivado en cautividad y en un sistema cerrado. Esta es la primera operación a gran escala de esta clase en el mundo, en donde el coral es criado sin ninguna conexión a los nutrientes del mar.

 

Las tiendas de mascotas y los conservacionistas de los arrecifes en todo el mundo se han enterado de la noticia de ACP Tech, lo cual a generado que la empresa no pueda satisfacer la demanda por sus criaturas marinas coloridas. El precio de venta en mayorista es de $ 15 por pieza.

 

Probablemente la ubicación de los tanques, las metodologías precisas usadas en la crianza los corales estarán mantenidos en secreto hasta que la empresa adquiera las patentes.

 

Los arrecifes de coral en el mar son uno de los más importantes ecosistemas marinos en el mundo. El exoesqueleto de los pequeños animales es el hogar de miles de plantas acuáticas y animales. Los corales son necesarios para el ciclo de nutrientes en el mar; además son importantes para el turismo, y son usados en estudios médicos para injertos de piel y podrían ser fuente de nuevas medicinas.

 

Pero los corales son sensibles a pequeñas fluctuaciones en pH, mezcla de químicos y temperatura. El calentamiento global, la crianza de peces, la contaminación y otras actividades del hombre están poniendo en riesgo la supervivencia de los corales. Algunos científicos creen que un tercio de todos los corales en el mar ya murieron.

 

De acuerdo a Almalam, los corales necesitan condiciones especiales para vivir y requiere de compuestos presentes en el agua, en el cual se incluyen químicos como el calcio y el estroncio.

 

La alimentación del coral se hace en términos de las necesidades de “construcción del cuerpo”, esto ayuda a crecer al coral unas veinte veces más rápido que si ellos crecieran naturalmente en el mar.

 

El coral es propagado de pequeñas piezas de la substancia a través de un proceso conocido como fragmentación; las piezas son pegadas a un cubo de concreto y luego ubicadas en un acuario que contiene minerales y elementos en una combinación perfecta para el crecimiento del coral.

 

Los corales que crecen en su granja son más coloridos que las variedades nativas del mar, y además se adaptan mejor a la vida en acuario.

 

Mediante la propagación y comercialización del coral, ACP Tech esta ayudando a detener la extracción ilegal de coral.