(El Mostrador). El senador Antonio Horvath (RN) presentó un proyecto de acuerdo para que la Cámara alta pida al Ejecutivo que disponga las medidas necesarias para reactivar la pesca artesanal y la acuicultura en el fiordo de Aisén, que resultaron afectadas por el fuerte sismo y posterior marejada que afectó la zona el 21 de abril pasado.

 

El texto, que será sometido al pronunciamiento del Senado, está orientado a conseguir del Gobierno el desarrollo de programas de capacitación y proyectos de pesca de investigación con los pescadores artesanales de la comuna de Aisén afectados en su actividad, pero con el apoyo de la Armada para evitar situaciones de riesgo.

También propone resolver el problema de la actividad acuícola, permitiendo la ocupación anticipada de concesiones para ajustes ambientales y zonificación; reconsideración de caducidades de concesiones; mantención de las concesiones instaladas en el área de riesgo hasta que se determinen y fijen condiciones reales de riesgo y se puedan ajustar a ello; tramitar en forma expedita las solicitudes de concesiones y ampliación y emitir resoluciones de concesión que tengan proyectos técnicos aprobados.

El senador Horvath asimismo pide que el Ejecutivo evalúe la posibilidad de enviar al Congreso un proyecto de ley para acelerar las medidas propuestas para lo cual recomienda coordinarse con las comisiones de Pesca de ambas ramas legislativas.

Horvath dijo que si bien el proceso sísmico de alta magnitud empezó a afectar la región de Aisén el 23 de enero último a la fecha “las actividades acuícolas no han podido normalizarse, lo que se ha traducido en una baja en la actividad de las plantas pesqueras y de sus procesos, además de una baja generalizada en la economía de la comuna y de la Región lo que incide fuertemente en la calidad de vida de las familias”.

Recordó que el gobierno presentó un proyecto de ley a la Cámara de Diputados por el cual las empresas de acuicultura pueden acceder a las concesiones caducadas debiendo en los hechos renunciar a las que han quedado inoperativas en el fiordo, “no resolviendo el problema”.

Finalmente el parlamentario reconoció que aunque los pescadores artesanales han recibido capacitación y un bono que les permite paliar en parte esta situación, “se requiere de más programas para asegurar la recuperación de sus actividades”, concluyó.

Fuente: http://www.elmostrador.cl