México.- La Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) anunció que en 2011 se tiene una expectativa de producción de un millón 646 mil toneladas en peso vivo, 26 mil toneladas más que la cifra reportada en 2010 que fue de un millón 620 mil toneladas, es decir, un crecimiento de 1.7 por ciento.

En este sentido, el Director General de Planeación, Programación y Evaluación de la CONAPESCA, José Guadalupe Trujillo Jiménez, aseguró que se espera cerrar el año con un incremento en las capturas de sardina, esto debido a la existencia de las condiciones apropiadas en la temperatura del agua y la disponibilidad de alimento, factores que en conjunto determinan la distribución y abundancia de los recursos pesqueros.

Agregó que el camarón también se ha visto favorecido en su temporada de pesca 2011-2012, principalmente en el noroeste del país, lo que hace que la especie denote un crecimiento significativo del 4.8 por ciento con respecto al año anterior.

A su vez, el pulpo en la península de Yucatán mostró un inicio de temporada muy bueno, que se ha equilibrando poco a poco. En esta pesquería se tiene una meta impuesta por el Inapesca de 12 mil 71 toneladas para la especie de pulpo maya, que se alcanzará sin ninguna dificultad, estimó el funcionario de la CONAPESCA.
Trujillo Jiménez refirió que los túnidos han visto buenas capturas para el año 2011, donde han alcanzado las 139 mil toneladas de las diferentes especies de atún, debido sobre todo a la estabilidad en los cambios de temperatura en las zonas de pesca, la salinidad adecuada y la poca turbidez del agua.

Expectativas en las principales especies que se capturan

La sardina ocupará el primer lugar en producción en 2011 con un volumen de 672 mil toneladas, lo que representa un 41 por ciento de la producción total nacional.

La abundancia de esta especie es condicionada por las variaciones de temperatura del agua derivadas del fenómeno El Niño o de La Niña. Cuando la temperatura asciende la abundancia de sardina disminuye y su composición por especie cambia.

Actualmente, la temperatura ha mostrado menos variaciones que el año anterior por lo que tenemos un incremento favorable en las capturas de sardina de 6.7 por ciento. Para los últimos 12 años se tiene una Tasa Media de Crecimiento anual de 2.7 por ciento.

El camarón es la segunda especie en volumen, pero la primera en valor comercial; al cierre del año se reporta una producción de 173 mil toneladas, de las cuales la captura en altamar aportó el 26 por ciento, con 46 mil toneladas; la pesca ribereña el 15 por ciento, con 26 mil toneladas, y el cultivo 58 por ciento, con 101 mil toneladas.

Investigaciones del Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA) se considera que el fenómeno "El Niño" dejó remanentes positivos porque, en este caso, el incremento en la temperatura favorece la reproducción y crecimiento del camarón; además, el incremento esperado en las lluvias a causa del mismo fenómeno favoreció el acarreo de materia orgánica desde el continente hacia las costas, lo que significó mayor disponibilidad de alimento, logrando recuperarse en la captura tanto de altamar como de esteros y bahías.

La camaronicultura observará mayor estabilidad en el comportamiento de la producción total de la especie.

Los túnidos son el tercer grupo de especies (atún, barrilete y bonito) en importancia en la producción y aportan en conjunto el ocho por ciento del volumen total.

Con base en la operación de la flota atunera mexicana en el litoral Pacífico (compuesta por 61 embarcaciones) y las concesiones para el cultivo de atún, hasta la segunda semana de diciembre se reportaron 139 mil toneladas de túnidos, una producción que denota crecimiento consecutivo para los últimos cuatro años.

En cuanto a pulpo, las últimas temporadas han sido clasificadas como buenas y esta especie se encuentra limitada en su captura por la recomendación de cuota emitida por el INAPESCA, lo que ha contribuido a una manifestación estable de captura, donde los estados de Yucatán y Campeche concentran el 95 por ciento de la producción.