PORTLAND, EEUU.- Los pescadores de Maine proyectan que se registraran precios récord para los ostiones durante esta estación, como consecuencia de la fuerte demanda mundial y una disminución en el abastecimiento de Japón y otros países productores.

La debilidad del dólar de EEUU también esta ayudando a obtener mejores precios, dijo Dana Temple, quien en dueña de Crescent Bay Inc. empresa de alimentos de origen acuático en Cape Elizabeth.

“Los precios que estos señores obtendrán probablemente serán los más altos de toda la historia de esta pesquería” dijo Temple.

Ostiones de mar, similares a los ostiones de la bahía, vienen siendo cosechadas en la costa de Maine desde finales de los años 1800, y en la actualidad, es el segundo recurso más valioso en el Estado, detrás de las langostas.

La pesquería de ostiones en Maine ha tenido sus altos y bajos, con el incremento agudo de las actividades pesqueras cuando las poblaciones de ostiones están en buen estado. En los años 80 y 90 del siglo pasado, los pescadores de Maine cosecharon más de un millón de libras de carne de ostión de las aguas estatales, con un valor de captura de $5 a 10 millones por año. Las cosechas alcanzaron un pico de 3.8 millones de libras, por un valor de $15 millones, en 1983.

En los últimos años, las capturas han caído agudamente debido a la sobrepesca. Los pescadores capturaron 195 000 lbs, con un valor de $1.6 millones, en las aguas de Maine el año pasado, según el Departamento de Recursos Marinos.

Maine estableció medidas hace dos años para ayudar a restaurar las poblaciones de ostiones y solucionar el problema de sobrepesca. Esto ha reducido en 20% la captura de ostión en la línea costera, ya no se entregan licencias de pesca, se ha incrementado el tamaño mínimo legal y se ha limitado las capturas diarias.

Hay signos de que los esfuerzos de conservación han empezado a dar resultados. En bahía Cobscook, la población de ostiones se ha incrementado cinco veces en un área que hace un año estaba cerrada para la pescado.

El mercado del ostión de EEUU ha estado fuerte durante los últimos años, el precio por libra se ha incrementado 28% en el período de 2009 a 2010, alcanzando $7.92/lb.