México.- México es la sexta potencia mundial en producción de camarón. El crustáceo se ubica en primer lugar como generador de divisas entre los productos pesqueros y ocupa el tercer sitio por volumen, representando el mayor valor económico del subsector con casi la mitad de los ingresos por este concepto (45.2%).

Asimismo, a partir de 2003, el volumen de camarón creció en promedio anual trece mil toneladas, y en 2009 registró un monto récord de 181 mil toneladas. De cada tonelada de camarón producida en el país, 671 kilogramos corresponden a la acuacultura: la camaronicultura ha crecido en los últimos diez años nueve mil toneladas en promedio al año.

Las entidades productoras líderes son Sonora y Sinaloa, alcanzando en el último lustro (2005-2010) un volumen promedio anual de producción de 75 mil 159 y 50 mil 528 toneladas respectivamente. En conjunto, producen siete de cada diez toneladas (71.6%) del volumen nacional.

En captura marítima Sinaloa tiene primacía: en 2010 aportó 29.5% del total; en sistemas controlados, por su parte, Sonora es líder con 47.5 por ciento.

La recertificación estadounidense de la flota camaronera nacional en el mes de octubre de 2010, garantizará la continuidad de las exportaciones del crustáceo ya que dicha nación es la mayor importadora del orbe (567 mil toneladas en 2008).

La pesca del crustáceo en altamar aporta 22.8% de la producción mexicana; la que se realiza en esteros y bahías 14.5%, y la acuacultura 62.6 por ciento.

Por tipo de especie, predomina el camarón café en la pesca de altura con 55.3% de la captura en tal modalidad: de esa cifra, 31.2% corresponde al producto descabezado, que alcanza un mayor valor económico por las tareas de preparación que se realizan en las embarcaciones. Le sigue el camarón pacotilla, también descabezado, con 24.1%. En la pesca ribereña predomina el camarón en su estado natural; en la acuacultura, la única especie que se cultiva es el blanco, que se comercializa en su mayoría en estado fresco y entero.

Mayor información aquí.