Gisborne podría tener un gran futuro en la acuicultura, el cual es el sector de más rápido crecimiento en la industria de alimentos marinos de Nueva Zelanda.

 

La acuicultura viene teniendo una significativa promoción, con la creación de una nueva organización nacional. La acuicultura es una historia de éxito, y se espera que tenga un crecimiento en 20 años de una facturación de $50 millones a una facturación de $1 millón por día y que emplee a 2500 personas.

Este potencial es otorgado por la demanda mundial y por los productos de alta calidad, apuntalado por la reputación de Nueva Zelanda para la producción limpia y sostenible.

La Primer Ministro Helen Clark, enfatizo este punto en el lanzamiento de Aquaculture New Zealand, citando el ejemplo de Queenstown’s luxury Blanket Bay Lodge, el cual fue recientemente destacado por la revista de viajes Conde Travel, como uno de los mejores hoteles del mundo por su cocina.

Clark dijo que el chef usa otras frescas, salmón, mejillones y paua en su menú cada noche, porque la materia prima es de gran calidad, tiene un buen sabor y presentación.

La acuicultura ha sido identificada por Beehive como uno de los más importantes sectores para el futuro crecimiento económico, con un prodigioso alcance para el desarrollo, particularmente en las regiones y en pequeños pueblos costeros.