TOUI TRE, Vietnam.- Muchos exportadores locales de alimentos de origen acuático están enfrentando dificultades económicas debido a que se ha determinado que sus exportaciones de camarón a Japón contienen niveles excesivos del antibiótico enrofloxacina.

De acuerdo con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural (MARD), los camarones vietnamitas enviados a Japón durante el último año fueron 56 veces detectados con residuos de enrofloxacina que excedían los límites permitidos.

Como consecuencia, Vietnam ha tenido que re-importar los productos acuáticos, lo cual según el ministerio crea un impacto adverso sobre la reputación de la industria local, lo que ha su vez podría generar que algunos mercados internacionales rechacen los alimentos de origen acuático vietnamita.

Hoang Thanh Vu, empleado de una empresa exportadora de camarón congelado, informó que su empresa ha sido advertido tres veces por los importadores japoneses sobre los residuos de antibióticos.

Si la empresa recibe una advertencia más, la National Agro-Forestry-Fisheries Quality Assurance Department (Nafiquad) suspenderá las exportaciones de la empresa.

Mientras tanto, aun cuando la mayoría de los exportadores locales de alimentos de origen acuático están advertidos de las consecuencias de que sus camarones exportados contengan niveles en exceso de antibióticos, y que gasten dinero en el material para las pruebas, ellos fallan al detectar todos los productos contaminados antes de exportarlos.

Exportadores solicitan prohibir la enrofloxacina

Nguyen Nhu Tiep, jefe de Nafiquas, informó que su institución ha planificado realizar pruebas sobre los alimentos de origen acuático a exportar, antes de su embarque. Sin embargo, muchos exportadores dijeron que fortalecer las inspecciones sólo podría incrementar las dificultades de los exportadores.

Por su parte, Truong Dinh Hoe, Secretario General de la ietnam Association of Seafood Exporters and Processors (VASEP), dijo que realizar las pruebas de los productos procesados antes de exportarlos no es una solución adecuada para el problema, debido a que los productores continúan usando enrofloxacina en las dietas de camarones.

Hoe indicó que se debe sugerir a los productores dejar de usar el antibiótico antes de la cosecha.

“VASEP ha solicitado repetidamente al General Seafood Department la prohibición del uso de anrofloxacina en las dietas de camarón, mientras que se provee una guía a los productores para usar químicos alternativos para eliminar completamente el problema” destacó Hoe.

Sin embargo, Pham Anh tuan, subjefe de la General Seafood Department, dijo que su departamento no puede prohibir el uso de enrofloxacina, debido a que muchos mercados de exportación, como Japón y EEUU, sólo establecen límites para este antibiótico.