SAO PAULO, Brasil.- La producción camaronera brasileña alcanzó las 71 000  toneladas en el 2011, por un valor de R$674.5 millones. Para el 2012, los productores esperan un incremento de 13%, alcanzando las 80 300 t con un valor de R$771 millones. Sin embargo, la mayor parte se destina al mercado interno.

“El mercado interno esta en desarrollo, el productor esta invirtiendo, la demanda pide una ampliación de la oferta” afirmó el consultor técnico de Associação Brasileira dos Criadores de Camarão (ABCC),  Marcelo Borba. “No existe ninguna hacienda que no este invirtiendo” resaltó Borba, agregando que el 80% del mercado esta representado por la entidad.

No se puede importar camarón a Brasil. En 1999, los carnicicultores presentaron una acción para que el Ministério da Agricultura, Pecuária e Abastecimento (Mapa) imponga una barrera contra el camarón extranjero, después que se supo que la mancha blanca estaba diezmando las poblaciones del crustáceo en Asia,

“El camarón para el mercado interno tiene la misma calidad del que se exportaba antes” afirmo Borba. De acuerdo con él “el mercado externo perdió su atracción”. Esto esta ligado con el fortalecimiento de la moneda local a partir de 2007, y la medida antidumping implementada por EEUU.