PUERTO MADRYN (El Chubut).- En los últimos dos meses de 2011 mostraron signos negativos. En noviembre cayeron un 30 por ciento; mientras que en diciembre un 11. De cualquier manera, el año cerró con crecimiento interanual en términos de divisas.

Al compás de la crisis, las exportaciones de productos pesqueros se debilitan. El bimestre final de 2011 comenzó a mostrar las grietas que puede abrir la coyuntura en el sector.

Según datos del Senasa, a los que accedió Pescare.com.ar, el volumen enviado cayó un 30 por ciento en noviembre y otros 11 puntos en diciembre respecto a iguales meses de 2010. En total, fueron 16.841 toneladas menos.

En términos de valor, la caída fue menos marcada por cierta recuperación de precios. El organismo de control sanitario contabilizó una baja del 3 y del 2 por ciento respectivamente. 

INTERROGANTES
Si bien parciales, los datos abren interrogantes sobre lo que ocurrirá a lo largo de 2012, con los mercados tradicionales retraídos y con variables internas complejas (inflación, puja sindical, presión impositiva).

De cualquier manera, vale señalar que el año pasado cerró con crecimiento interanual en términos de divisas, un salto del 12 por ciento que los empresarios minimizan por el fuerte aumento de costos. 

CIFRAS EN DOLARES
La cifra alcanzó los 1.365 millones de dólares debido a la venta de 424.024 toneladas, volumen que retrocedió 3 por ciento (11.557 toneladas) en comparación a los anteriores doce meses.

El langostino (76.533 t. por 454,7 millones) sumó peso en la estadística y aun así no pudo disimular el delicado equilibrio por el que transita buena parte de la industria pesquera patagónica.

Luego, en el cuadro de las principales especies, se ubicaron la relativamente estable merluza hubbsi (132.673 t. por 366,5 millones) y el esquivo calamar illex (50.251 t. por 111,4 millones).

Un poco más atrás; aunque creciendo aparece corvina (36.787 t. por 56,3 millones), por estos días una de las alternativas rentables para flota costera que opera desde el puerto local.

El listado se completa con merluza de cola (22.934 t. por 53,8 millones), merluza negra (2.204 t. por 36,1 millones), anchoíta (12.027 t. por 23,9 millones) y abadejo: (5.507 t. por 22,9 millones), entre otras.

CAYERON LOS ENVÍOS A BRASIL
Por su parte, los destinos más importantes mantuvieron su status; pero con circunstancias particulares. Durante 2011, España se quedó con 91.506 toneladas a cambio de 397 millones de dólares y ratificó su liderazgo.

Brasil, en tanto, con una clase media en alza y demandante de proteínas absorbió sólo 50.412 toneladas de pescados y mariscos argentinos por 149,8 millones. Fue un 20 por ciento menos que en 2010.

El dato deja mal parada a Mar del Plata, que en parte se nutre del volumen que le vende al mercado carioca, donde está perdiendo peso por la influencia de las especies de cultivo que llegan desde oriente.

El resto de la lista se completa con Italia (26.808 t. por 117,9 millones), Estados Unidos (17.573 t. por 87,3 millones), Francia (13.568 t. por 86,9 millones), Japón (16.673 t. 81,9 millones) y China (28.448 t. por 56,6 millones).