SANTIAGO, Chile.- De acuerdo con los datos entregados por la Subsecretaría de Pesca (Subpesca), a través de su más actualizado Informe Sectorial de Pesca y Acuicultura, los retornos por envíos del sector pesca chileno -incluye acuicultura- totalizaron a noviembre del año recién pasado US$ 4.228 millones, cifra inédita en la historia de las exportaciones sectoriales al superar la barrera de los US$ 4.000 millones dentro del ejercicio anual de la actividad. Dentro del total, los salmónidos representan la mitad de las ganancias.

Esta valoración superó, además, en un 32,1% lo registrado a igual fecha del año 2010 y se constituyó en la mayor cifra dentro del quinquenio 2006-2010, superando en un 22,9% al valor promedio de ese periodo, detalló la Subpesca, añadiendo que en términos país, esta valoración sectorial representó el 5,8% del total nacional exportado a noviembre del 2011.

En relación con el volumen exportado, este superó el millón de toneladas, lo que representó un incremento del 16,7% sobre lo consignado a igual fecha del 2010, aunque es un 12,6% inferior al promedio del quinquenio 2006-2010. "La estructura de participación en relación con el volumen exportado sigue liderada por la línea de congelado que representó a noviembre el 47,9% del total. Luego de esta línea, siguen la harina de pescado (28,2%), el fresco refrigerado (9%) y secado de algas (5,7%); teniendo el resto de las líneas una menor relevancia", explicó la Subsecretaría de Pesca.

En tanto, el precio promedio de los productos acuícolas-pesqueros consignó en el período en cuestión un valor de US$ 4/kg, lo que es superior en un 13,2% a lo registrado a noviembre del 2010. "Sectorialmente cabe detallar que la relación de los precios promedio acumulados FOB entre el sector extractivo y acuícola fue de 1:2,8. Así mientras los productos asociados al sector extractivo marcan un promedio de US$ 2,2/kg., los relacionados con el sector acuícola promedian un precio FOB de US$ 6,2/kg", afirmó la Subpesca.

Gracias a la acuicultura

El su informe sectorial, el organismo titular del sector explicó que el histórico registro de las exportaciones se basó en la fuerte recuperación de la acuicultura, ello particularmente asociado a las líneas de congelado y en una menor medida el fresco refrigerado, las cuales mantienen como principales referentes al salmón Atlántico y la trucha arcoíris, recursos que se destinaron mayoritariamente a los mercados de Estados Unidos y Japón, respectivamente.

"Otras líneas con positivos resultados son el aceite, ahumado y en una menor medida el secado de algas y agar agar. Por su parte, la línea de harina de pescado sigue marcando el mayor déficit sectorial, cayendo al finalizar noviembre en un 15,3% respecto a igual mes del 2010. Siguen a este negativo comportamiento las líneas de conserva y en un nivel menor, alginato, el cual sigue mostrando una caída en el mercado estadounidense", concluyó la entidad encabezada por Pablo Galilea.

Fuente: SalmonChile