LIMA, Perú (Xinhua).- China ocupó el primer lugar entre los principales importadores de productos pesqueros peruanos en 2011, al realizar compras por 1.220 millones de dólares, confirmó hoy la Asociación de Exportadores (ADEX).

En orden de compradores de 115 mercados, la siguieron Estados Unidos, con 193,5 millones de dólares, Japón con 188,2 millones de dólares, Alemania con 177 millones de dólares y España con 172,5 millones de dólares.

Cifras preliminares del Sistema de Inteligencia Comercial Adex Data Trade señalan que las exportaciones pesqueras del país sudamericano el año pasado totalizaron 3.144 millones, 25 por ciento más que en el período precedente.
De esas exportaciones, 2.099,3 millones de dólares correspondieron a productos denominados tradicionales, como harina, grasa y aceite de pescado, de los cuales China adquiere el 63 por ciento de la producción peruana.

En tanto, las colocaciones pesqueras no-tradicionales del país sudamericano, entre las que se consideran productos de consumo humano directo, llegaron a 1.044,7 millones de dólares, un incremento de 63 por ciento con respecto a 2010, destacando la pota (calamar gigante), conchas de abanico y pescado congelado.

El gerente de Servicios e Industrias Extractivas de Adex, Percy Sánchez, dijo que Perú concentraría sus exportaciones pesqueras en los siguientes años hacia China, Rusia y Brasil, por el sostenido dinamismo de las economías de estos países, desplazando a otros como Estados Unidos y España.

Al respecto, manifestó que con el apoyo de la Sociedad Nacional de Pesquería (SNP) se desarrollará un evento institucional destinado a presentar un panorama futuro de los sectores pesca y acuicultura, evaluando oportunidades y proyecciones en concordancia con las políticas gubernamentales.

El gerente de Negocios de la Cámara de Comercio Peruano China (Capechi), Miguel Gálvez, puntualizó que en China el pescado es el quinto producto de mayor consumo, y se estima que en 2020 el consumo per cápita será de 35 kilos anuales en el país oriental, tres veces más que la cantidad actual, en función a las políticas previstas.