(Agência FAPESP). El cultivo de arroz representó en el año 2000, cerca del 7% de toda la producción agrícola nacional, de acuerdo con las estadísticas de la Empresa Brasileira de Pesquisa Agropecuária (Embrapa). La rentabilidad de esta actividad es cada vez menor debido al alto costo de producción, bajos precios y competencia extranjera.

 

Un grupo de investigadores vienen aplicando un método bastante original para tentar recuperar las ganancias de los productores: criar camarones amazónicos en las plantaciones de arroz.

Evaluar la viabilidad de la rizicarcinicultura, una asociación del cultivo de arroz y la producción de camarón, es el objetivo del proyecto iniciado en diciembre por los investigadores de la Agência Paulista de Tecnologia dos Agronegócios (Apta), ligada a la Secretaria de Agricultura e Abastecimento.

El proyecto, que tiene el apoyo de FAPESP, es una sociedad entre el Pólo Regional do Nordeste Paulista da Apta, el Instituto de Pesca da Apta y el Centro de Aqüicultura de la Universidade Estadual Paulista (Unesp) de Jaboticabal. Hélcio Luis de Almeida Marques y Marcello Villar Boock se encargan de la coordinación del proyecto.

De acuerdo con Boock, el proyecto, que finalizara en diciembre, pretende evaluar la posibilidad de agregar valor a la producción de arroz en la región, con la finalidad de estimular la actividad.

Fertilizante para el arroz

El proyecto evaluara la viabilidad de la rizicarcinicultura bajo varios parámetros. En el aspecto técnico, el objetivo es definir las densidades adecuadas para el camarón. Los investigadores también determinaran las adaptaciones necesarias de los campos de arroz para producir camarones de la especie Macrobrachium amazonicum.

“Además el proyecto definirá estrategias de manejo del camarón para maximizar su sobrevivencia en los campos de arroz y se pretende observar la estructura poblacional de los animales en relación a sus interacciones sociales entre ellos. Tenemos que adecuar el manejo de esta peculariedad” dijo Boock.

Según en investigador, una vez que se evalué la viabilidad técnica y económica del sistema, se podrá aplicar a otras regiones con algunas adaptaciones. La técnica viene siendo utilizada en algunos países del sudeste asiático. “Hasta ahora en Brasil se han realizado algunas pruebas con el camarón de Malasia, en la estación experimental de Pindamonhangaba”, afirmo Boock.
La investigación se viene realizando en un área experimental del Instituto Agronômico (IAC).  

Boock dijo que el concepto del trabajo es un sistema que cuente con sustentabilidad ambiental. La excreción del camarón servirá para abonar el arroz.

Fuente: http://www.agencia.fapesp.br