MADRID, España (EFE).- La oferta de panga en España -primer importador dentro de la Unión Europea- cayó un 19% en el primer semestre de 2011, pero el comercio de esta especie sigue ejerciendo mucha presión en los mercados internacionales de productos pesqueros, según los informes publicados por Globefish. La unidad encargada de la información sobre comercio pesquero de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) destaca que los envíos de panga a Estados Unidos aumentan frente al descenso en la UE.

Precisamente, los estudios señalan además que la acuicultura española se ve "cada vez más afectada por la presión de las importaciones de panga y de perca del Nilo".

Las exportaciones de filetes de panga a los 27 países comunitarios cayeron un 9% en el primer semestre de 2011, en comparación con el mismo periodo del año anterior, hasta sumar 95.306 toneladas, pero en valor crecieron un 5,2%, hasta situarse en 189,4 millones de euros, mientras los precios repuntaron un 14,4%, hasta alcanzar los 1,98 euros por kilo.