Lisboa (Europa Press). El Gobierno portugués aprobó hoy en Consejo de Ministros 'las minutas' de los contratos de inversión entre la Agencia Portuguesa para la Inversión (API) y las empresas españolas Pescanova y La Seda de Barcelona, aunque no divulgó la cantidad que aportará.

 

Ambos proyectos son considerados de Interés Nacional, por lo que están sujetos a la obtención de la oportuna financiación, que hoy fue aprobada, aunque se desconoce cuál es el porcentaje respecto a la inversión total.

La Seda de Barcelona, a través de la empresa Advansa, invertirá unos 400 millones de euros y creará unos 150 puestos de trabajo, en un proyecto del área de la petroquímica en el puerto luso de Sines, a unos 100 kilómetros al sur de Lisboa. El proyecto es una fábrica de PTA, producto derivado del petróleo que se usa como materia prima del PTE, usado en la producción de embalajes de plástico.
 
La capacidad de producción será de 700.000 toneladas al año y está previsto que un valor de ventas acumulado de 2.355 toneladas hasta 31 de diciembre de 2013 y de 4.377millones de toneladas a finales de 2016, año en el que se acaba el contrato.

El proyecto, indica el consejo de ministros, 'permitirá la producción de un bien internacionalmente transaccionable, cuya producción se destina esencialmente al mercado externo, lo que supone la consolidación del cluster petroquímico de la región de Sines, con efectos desde el punto de vista de la visibilidad internacional de sus condiciones competitivas'.

El otro contrato financiado será la piscifactoría de Pescanova, el mayor criadero de rodaballo del mundo. Este proyecto consiste en la construcción y equipamiento de una nueva unidad integrada de acuicultura, localizada en la localidad de Mira, en el centro del país, que incluye una fábrica de procesamiento de pescado y se destina al engorde y transformación, en régimen intensivo, de Rodaballo para la venta.

La inversión es de 135 millones de euros y se crearan 200 puestos de trabajo. La capacidad de producción es de 7.000 toneladas anuales y el 90% estará destinada a la exportación. Mónica Ameixeiras.