(El Financiero). La empresa costarricense Talmana, dedicada a la pesca y exportación de camarones, invertirá durante el 2007 alrededor de US$700.000 en la remodelación de su planta localizada en Puntarenas.

 

Juan Matamoros, gerente general de la empresa, comentó que se está haciendo una planta prácticamente nueva.

 

"Se instaló una planta de tratamiento de aguas residuales y se está dividiendo la planta para realizar tres procesos simultáneamente entre ellos revisar y reempacar camarón pre-empacado a bordo, procesar camarón de cultivo entero o en colas, y pelar para presentación final crudo, cocido o congelado "IQF" (congelado rápido individual, por sus siglas en inglés)" explicó Matamoros.

 

En Talmana se manipulan cinco especies de camarón salvaje: white (jumbo, salvaje), pink o rosado, fidel, camello real y camellito. Además se procesa y exporta camarón de cultivo.

 

Los productos son procesados de distintas formas: empacado a bordo (el principal producto actual de la empresa), pelado, crudo empacado en bloques o en "IQF", entero, con colas y con concha.

 

Actualmente cuentan con cuatro barcos camaroneros y cinco barcos asociados cada uno con un Inspector de Calidad de Talmana.

 

Recientemente se está modificando la flotilla para empacar a bordo camarón con cabeza y brindar así un producto más fresco y apetecido por su principal mercado: el europeo a donde se dirige el 80% de la producción, principalmente a Holanda. Desde este útimo país se distribuye a España, Italia, Bélgica y Francia.

 

Hacia el mercado local

Talmana le vende producto a granel a dos pescaderías de cadenas de supermercados, pero este año aumentarán su participación en el mercado local.

 

"Estamos en un proceso de diseñar un empaque y marca para el mercado local en la sección de congelados de los supermercados. También estamos contactando empresas distribuidoras para comercializar a hoteles y restaurantes, tanto camarón como pescado proporcionado" explicó Matamoros.

 

El gerente de la empresa afirma que en Costa Rica se tienen productos prácticamente sobreexplotados y otros en abundancia que nadie explota.

 

"Podríamos llegar a exportar hasta US$20 millones anuales versus lo que actualmente exportamos (US$2 o US$3 millones), pero es difícil hacerlo por la legislación actual que no permite la explotación de una especie o la importación de buques aptos para la pesquería de otras".

 

Matamoros comentó que el sector ha sido muy tradicionalista y reacio a invertir y mejorar, lo que ha propiciado tener una legislación muy restrictiva.

 

Según explicó la idea es desarrollar nuevos productos de manera sostenible sin agotar el recurso y buscar siempre nuevos recursos no explotados para reducir el impacto sobre los otros.

 

Talmana importó dos barcos con una inversión cercana a los US$2 millones, con la autorización de Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca) pero según Matamoros, se les impide utilizarlos.

 

"Estamos evaluando posibles demandas al Incopesca y llevarnos los barcos o otro país de Centroamérica que nos espera con los brazos abiertos. Estos dos barcos pueden llegar a producir producto exportable de un valor de US$5 millones anuales".

Fuente: http://costarica.capitalfinanciero.com