BRASILIA, Brasil.- El Banco Nacional de Desarrollo (BNDES) acaba de publicar el estudio “Panorama da aquicultura no Brasil: desafíos e oportunidades” en donde se detalla la producción de proteínas animales de forma amplia; se destaca los mercados global y local para la acuicultura; y las oportunidades para el desarrollo de la acuicultura en el Brasil.

Brasil posee la mayor reserva de agua dulce del mundo y una extensa costa de 7 400 km. La demanda por pescado es baja, pero viene creciendo. A pesar del bajo consumo per capita de pescado, su balanza comercial es deficitaria. El déficit en el 2011 fue de 291 000 t, con un valor de US$ 992 millones. Parte del consumo nacional viene siendo abastecida por las importaciones de pescado.

Según el informe el crecimiento de la captura de pescado en Brasil parece haber alcanzado su límite, resultando en una práctica de sobrepesca predatoria y no sustentable; en este escenario, la acuicultura se convierte en una importante alternativa para responder a la demanda creciente por pescado.

“Uno de los potenciales nacionales es la gran disponibilidad de agua en parque acuícola de la Unión, principalmente en los reservorios hidroeléctricos” destacó el estudio de BNDES. No obstante, el informe destaca que se deben realizar muchos estudios para que estas áreas se han cedidas de forma sustentable y también son muchos los órganos gubernamentales y ambientales que deben ser consultados para que todas las licencias se han concedidas y la actividad regularizada.

Por otro lado, el informe indica que otra de las dificultades es la ausencia del padrón sanitario para la acuicultura; y que las prácticas adecuadas y la mayor densidad de cultivo en una hacienda acuícola puede contaminar las haciendas próximas y perjudicar la actividad.

“La actividad acuícola requiere de un largo período de aprendizaje, subestimado por la mayor parte de las empresas, que elaboran planes de negocio muy óptimistas” dijo el estudio de BNDES.

De acuerdo con el estudio la actividad acuícola se encuentra poco estructurada en el Brasil. Existen dificultades en la obtención de licencias, carencia de asistencia técnica, manejo inadecuado, informalidad, insuficiencia en paquetes tecnológicos y grandes necesidades de capital.

Puede descargar el informe “Panorama da aquicultura no Brasil: desafios e oportunidades” aquí.