(Pesca & Puertos). Una nueva etapa en el proyecto de maricultura en Comodoro Rivadavia podría abrirse a partir del diálogo y las posibilidades esbozadas por integrantes de la Asociación de Maricultores de esta ciudad y el secretario de Pesca, Juan Berón, durante la reciente Expo-Acuicultura 2007 desarrollada en Buenos Aires.

 

 

Puntualmente, surgió la posibilidad de explotar las posibilidades productivas de una nueva zona de playa de esta región, a partir del posible aprovechamiento de bancos de almejas y navajas, existentes aquí en playas al sur de la localidad de Rada Tilly.

 

La nueva perspectiva abierta para la incipiente actividad fue comentada por Ricardo Alvarez, técnico de la Delegación de Pesca en la ciudad petrolera, al evaluar ante P&P aspectos salientes de la Exposición en la que participó recientemente junto a autoridades provinciales y productores de la región.

Según precisó el técnico del área, aunque con la advertencia de que todavía es sólo una posibilidad, puntualmente se obtuvo la autorización para investigar las posibilidades productivas de bancos de mejillones y navajas en playas ubicadas al sur de esta ciudad.

Actualmente las parcelas para producción de maricultura que ha otorgado la Secretaría de Pesca de Chubut a los productores comodorenses se ubican a unos 3 kilómetros al norte del puerto local.

La nueva posibilidad surge al evaluar otras alternativas productivas para la región. “Si bien ya tenemos productores en etapa de cultivo, la cosecha de esas líneas instaladas va a tardar unos ocho meses –puntualizó Alvarez– por eso la idea es comenzar a explorar otras opciones que en su momento puedan llegar a conformar un ciclo productivo con distintas especies y proyectos”.

De este modo, en diálogo con el titular de Pesca de la provincia obtuvo la autorización para iniciar la etapa de investigación, en la que se buscará evaluar la reacción ante un sistema de explotación de baja escala en un principio. Para ello en una primera etapa los maricultores y los técnicos se abocarán a la realización del proyecto, con etapas y objetivos, a fin de obtener primero la autorización definitiva y luego evaluar la necesidad de infraestructura para su aplicación.

Una de las primeras ideas que esbozó Alvarez, para graficar la magnitud de lo aspectos que deben estudiarse, sería la colocación futura de líneas tipo “long-line” sobre la playa para iniciar procesos de depuración de arena, una vez resuelto el sistema de extracción, que es individual a partir de los propios buzos que protagonizan la actividad.

Por ahora, se trata de una nueva perspectiva que comenzará a plasmarse en el papel para luego avanzar en evaluaciones de campo, lo que dará una visión acabada en torno a las posibilidades de complementar los emprendimientos que ya han comenzado a desarrollarse en otro sector de las costas comodorenses.

Fuente: http://www.pescaypuertos.com.ar