Este mes se publicara una Ley que crea el Programa Nacional de Control Higiénico y Sanitario de Moluscos Bivalvos (PNCMB), el mismo que estará coordinado por la Secretaria Especial de Aqüicultura e Pesca (SEAP). La medida busca regular la cadena productiva de los moluscos, desde el punto de vista de higiene y sanitario.

 

“Vamos a establecer reglas para la producción, cosecha y comercialización de ostras, mejillones y vieiras” afirmó el coordinador del programa, Felipe Suplicy.

Según Suplicy, el acceso al mercado y la garantía de un producto seguro vienen frenando el desarrollo de la maricultura. “El país produce moluscos de excelente calidad, pero no se puede exportar debido a que falta el control sanitario” indicó.

El programa va a controlar los moluscos provenientes de la acuicultura y pesca, desde la cosecha, pasando por la depuración, procesamiento, distribución y comercio, hasta el punto de venta. Para eso los maricultores, extractores, procesadores, distribuidores y comerciantes de moluscos bivalvos, tendrán un número de registro por cada lote de moluscos, que va a ser rastreado a lo largo de la cadena productiva, por medio de una etiqueta con un código numérico y de barras.

También se realizara un análisis sanitario, para identificar los focos de contaminación del mar, la distancia de las áreas de recolección; además de medir la presencia de coliformes fecales en cada una de estas áreas.

El PNCMB va a ser inicialmente implementado en Santa Catarina, en donde se encuentra el 95% de la producción nacional de moluscos bivalvos. Después se extenderá a otros estados.

El SEAP firmo convenios para la construcción de unidades de procesamiento de los moluscos, con la Cooperativa dos Maricultores do Sul da Ilha de Florianópolis y con la Federação dos Maricultores do Estado de Santa Catarina.