Los productores de soya de Indiana tienen un nuevo mejor amigo: los peces. Phil Brown, investigador acuático en Purdue, puntualiza que los peces son un grupo que esta empezando a consumir la harina de soya.

 

“Una dieta para los peces es similar a las dietas para otros animales, como los pollos y cerdos”. Esto los convierte en un gran mercado para la harina de soya. Los productores de soya en Indiana vienen invirtiendo en investigación para descubrir el balance apropiado de proteínas para los peces.

De acuerdo a Brown, la investigación ha tenido resultados en los detalles técnicos necesarios para que los piscicultores adopten la harina de soya. “Pienso, que con el costo de la harina de pescado, los productores estarán muy interesados en cambiar hacia la harina de soya” dijo Brown. El indico que la piscicultura es la industria con más rápido crecimiento en el mundo y lo viene siendo por más de 20 años”.

Brown cree que la piscicultura podría representar una nueva oportunidad para los productores de Indiana, “Existen oportunidades significativas para el crecimiento de la piscicultura en Indiana, con especies nativas las cuales tienen un alto valor y son conocidas en el mercado local”. El crecimiento de la piscicultura en Indiana puede ser bueno para los productores de soya, debido a que pueden comercializar sus productos en el mercado local.