Provincia de Palena (Ecoceanos News). La Capitanía de Puerto de Chaitén constató la existencia de balsas jaulas salmoneras instaladas ilegalmente en el Fiordo de Reñihué. Pescadores artesanales exigen sanciones ejemplificadoras para evitar nuevas infraccionalidades por parte de las empresas y que estas otorguen garantías ante eventuales desastres medioambientales en zonas cercanas a las áreas de manejo.

 

Tras la denuncia de la Federación de Pescadores Artesanales de la Provincia de Palena, una patrullera de la institución recorrió el lugar y pudo comprobar que los centros de cultivo corresponden a la empresa Congelados del Pacífico.

Así lo dio a conocer a Ecoceanos News el Capitán de Puerto de Chaitén, Cristián Mendoza, quien precisó que “las estructuras se encuentran en forma provisoria en la entrada del fiordo, hasta instalarse definitivamente en un radio cercano al Estero de Chumeldén”.

La Autoridad Marítima afirmó que “las balsas jaulas no están ubicadas correctamente de acuerdo al decreto de concesión acuícola, porque les corresponde estar al sector noroeste”.

OTRA ILEGALIDAD
Pero otro dato aumenta el grado de ilegalidad. Según el Capitán Mendoza, “esta empresa se instaló en base a una concesión que está en proceso de transferencia”. La compañía Providencia Fish tiene los permisos y habría facultado a Congelados del Pacífico para operar en un radio cercano a Chumeldén.

Luís Soto, presidente Sindicato de Pescadores Artesanales de Chumeldén, dijo a Ecoceanos News que “las balsa jaulas se encuentran en la entrada del puerto dentro de un área de horneo que perjudica la entrada y salida de embarcaciones, más aún con mal tiempo. Estamos muy molestos con la situación que está afectando también al Sindicato de Pescadores de Loyola”. Ambos sindicatos suman cerca de 40 embarcaciones.

Además, “estamos preocupados por la instalación de salmoneras cercanas a nuestras áreas de manejo. Posiblemente a futuro puede existir una contaminación de productos bentónicos y una extinción de estos, además de la contaminación de las aguas”.

Según el dirigente, “la totalidad de las empresas del salmón han destruido bancos naturales de mariscos. Pedimos garantías de las salmoneras y del gobierno en caso que ocurra un desastre en la zona, porque serían muchas las personas las perjudicadas y que viven de los recursos del mar”.

Por su parte, Carlos Núñez, director de la Federación de Pescadores Artesanales de la Provincia de Palena, dijo a Ecocéanos News que “esta ilegalidad salmonera demuestra la falta de fiscalización de la autoridad marítima. Hace años que tenemos este malestar porque la Capitanía de Puerto no fiscaliza adecuadamente, ni aplica las sanciones que corresponden. Desconozco por qué no se coordina con Serrnapesca quien debiera informar respecto a las concesiones de acuicultura”.

El Capitán Cristián Mendoza aseguró que “no tenemos la facultad legal de sancionar a una empresa por instalarse ilegalmente. El hecho debe derivarse a los tribunales de justicia y pedir el desalojo”.

En todo caso, la denuncia de ilegalidad está en manos de la Capitanía de Puerto de Puerto Montt, porque a partir de este año le corresponde la jurisdicción del Fiordo Riñihue.

Cristian Mayorga, presidente de la Federación de Pescadores Artesanales de la Provincia de Palena, dijo a Ecoceanos News la Capitanía de Puerto Montt se ha tardado en emitir una resolución sobre esta ilegalidad, para iniciar acciones judiciales en contra de la compañía.

Anunció que adoptarán “una posición fuerte ante casos de ilegalidad salmonera”. En este sentido, denunció que “la empresa Salmones Chiloé tiene una infraestructura hundida en el sector de Ayacara con todos los materiales y combustibles, que están contaminando la zona”.
El Capitán de Puerto de Puerto Montt, Osvaldo Castro, dijo a Ecoceanos News se está realizando el procedimiento que corresponde y se está en la etapa de elaboración del informe técnico.

Cabe consignar, que el Reglamento sobre Concesiones Marítimas es claro en obligar a la autoridad a retirar, con apoyo de la fuerza pública, a quienes hagan ocupación ilegal de playas, terrenos de playa, fondos de mar, porciones de agua y rocas, dentro y fuera de las bahías.

Según esta normativa, es tarea de la autoridad marítima requerir del respectivo intendente o gobernador proceder al desalojo de los bienes ocupados indebidamente.