Tepic (Periódico Express). Ahora que serán desplazados de la “U” en San Blas, los pescadores del puerto esperan el ofrecimiento serio de alternativas de desarrollo en acuacultura, piscicultura y producción camaronícola por parte de las autoridades, de lo contrario su situación económico empeorará; aseguran que éste es un sector desprotegido debido, entre otras cosas, a falta de interlocutores y representantes en el Congreso del estado.

 

La reiterada demanda de permisos para la pesca continúa sin ser atendida por las autoridades federales, las cuales argumentan saturación en el número de documentos otorgados, sin embargo pescadores de San Blas opinan que también ha faltado interés para solucionar sus carencias ofreciéndoles alternativas de trabajo y créditos accesibles que les permitan desarrollar otras actividades productivas dentro del sector pesquero.

Por otra parte afirman que la interferencia de grupos políticos en los problemas de los pescadores lejos de beneficiarlos o ayudarlos a solucionar los problemas ha obstaculizado el fortalecimiento del sector que reúne a más de dos mil 500 pescadores sólo en el puerto.

La condición de los miles de pescadores nayaritas, continúa siendo de abandono, específicamente en el puerto de San Blas, donde las autoridades federales y estatales no han dado respuesta a las demandas, pese a que son la segunda o tercera fuerza productiva del estado.

Para los productores del agro existe apoyos amplios y para el sector pesquero los beneficios no llegan. Caso concreto es la entrega de permisos para diesel únicamente a aquellos que están registrados ante la Sagarpa, lo que indica que el beneficio llega a menos del diez por ciento de los pescadores locales.

A la falta de interlocutores con el gobierno estatal hay que añadir que, una vez más, este sector productivo sigue sin contar con un representante en el Congreso del estado situación que también se atribuye a la falta de organización y entendimiento entre ellos mismos.

La federación de pescadores del puerto de San Blas está integrada por cooperativas de producción de alta mar y ribereñas que reúnen todos los requisitos siendo realmente 25 sociedades y quedando sin atención un alto porcentaje de pescadores libres. (Angélica Cureño).

Fuente: http://www.periodicoexpress.com.mx