Coquimbo (Diario el Día). Destacaron la necesidad de contar con un sistema de monitoreo en el sector, con el propósito de predecir situaciones de catástrofes en la zona.

 

El seminario realizado en Tongoy en el marco del proyecto Nodo Tecnológico Acuícola Coquimbo, reunió a empresarios del sector, asociaciones gremiales, académicos e investigadores, quienes evaluaron en conjunto la necesidad de un constante monitoreo del agua y el ambiente.

Lo anterior tiene como fin predecir tempranamente cambios en las condiciones para las actividades de cultivo en el mar, así como las condiciones microbiológicas en hatchery que pueden afectar la producción.

Entre los acuicultores de pequeña escala que participaron en la actividad, destaca la presencia de cultivadores artesanales de ostión, quienes están en vías de expansión a través de la incorporación de tecnología a sus procesos productivos. Maximiliamo García, representante legal de la empresa de cultivo artesanal de ostiones Soltardío, fue buzo durante 35 años y hoy se dedica al cultivo y exportación de ostiones. Su empresa, si bien fue una de las últimas que se instaló en la bahía de Tongoy es una de las primeras que ha alcanzado un ordenamiento de sus procesos.

"Veíamos que todas las cosas se estaban acabando en el mar y vimos la necesidad de volvernos cultivadores. Con el tiempo creímos en esta empresa, nos perfeccionamos y aprendimos a cuidar el ambiente en el que trabajamos", señaló.

Este nuevo empresario acuícola destacó la importancia que significa para el sector contar con un sistema de monitoreo que les permita predecir situaciones de catástrofe.

"La instalación de este sistema nos ayudará a reaccionar con rapidez y así adelantarnos a estos eventos, lo que influirá no sólo en la rentabilidad de nuestra empresa sino también en las decisiones de inversión que realicemos", afirmó.

Otra de las empresas acuicultoras regionales de mayor escala es Pesquera San José. A través de su jefe de Operaciones en hatchery Alejandro Abarca, manifestó que las mayores deficiencias que enfrenta el sector se relacionan más que al nivel técnico del sector, a mala coordinación en la entrega de la información.

"Somos pocas empresas regionales en comparación con cultivadores de otras regiones, sin embargo no logramos ponernos de acuerdo". Además reconoce que existen problemas en los procesos de transferencia tecnológica "porque no todos los proyectos han sido exitosos y los resultados muchas veces no llegan a las empresas”, aseguró.

NODO TECNOLOGICO

El proyecto Nodo Tecnológico Acuícola Coquimbo es una iniciativa liderada por la Facultad de Ciencias del Mar de la Universidad Católica del Norte en conjunto con la Asociación de Productores de Ostras y Ostiones de Chile APOOCH A.G., que cuenta con el cofinanciamiento de Innova Chile de Corfo.

Fuente: http://www.diarioeldia.cl