BRASILIA, Brasil.- El Ministro de Industria y Comercio, Fernando Pimentel, garantizó a los productores de camarón brasileño que las importaciones de camarón argentino serán suspendidas, informó el medio Opovo.

Después de perder el mercado en restaurantes de Sao Paulo, los productores exigieron reivindicaciones, alegando que el producto argentino no tienen la misma calidad del camarón nacional, que, además de la pérdida de mercado, existe el riesgo de contaminación del camarón producido en Brasil.

Los técnicos brasileños alertan de los riesgos de enfermedades en los camarones argentinos. Entre ella, la mancha blanca que, en el país vecino, ataca a los camarones salvajes. Por los cálculos de los técnicos, en Argentina cerca de 90 enfermedades afectan los camarones, ninguna de ellas esta presente en Brasil.

Por su parte, el Diputado Danilo Forte (PMDB/CE) que llevo el pedido del sector al gobierno, argumenta que es necesario controlar estas importaciones.